La Chica Dorada se pone ‘Brava’

Madrid/EFE – Un año después de convertirse en madre, Paulina Rubio dice haber explotado como la pólvora en su último disco, “Brava!”, un homenaje a la “valentía de las mujeres que trabajan y son el centro de la familia”, en el que además celebra la vida con “mucha caña” de la mano del productor RedOne.

“Hemos tenido una química especial y hemos hecho cosas diferentes y variadas entre sí, por lo que el disco tiene mucha caña y es auténtico y fresco”, comentó ayer en Madrid sobre su relación con este productor de origen marroquí y formación cosmopolita, que ha trabajado con Jennifer López y Lady Gaga y que ha conectado con el gusto “ecléctico” de la artista.

De “Brava!”, dice, “ha salido pólvora pura que está explotando”, como no podía ser de otra manera, tras un año de emociones intensas en el que perdió a su padre y alumbró a su primer hijo, fruto de su matrimonio con el empresario español Nicolás Vallejo-Nájera.

“Hay que preocuparse por lo que realmente vale. Lo material ayuda a disfrutar, pero no es la felicidad”, subraya la cantante, que piensa que este disco es “una celebración de la vida”, con “mucha energía, aunque también con un punto vulnerable y matices”.

Junto a canciones bailables como “Me gustas tanto”, el single de presentación, la emotividad la pone el tema “Que estuvieras aquí”, escrito en memoria de su padre.

También hay espacio para “la sátira y el humor negro”, un reflejo de la personalidad de esta artista, que se reconoce como una mujer “de carácter”, pero que sabe que “no hay que tomarse la vida tan en serio”.

“Hay que reirse de sí mismo y ver las peleas y las reconciliaciones como algo divertido, que le dan la garrita al amor”, explica al hablar sobre otro de los cortes del álbum, “Cásate con tu mamá”.