Cain expone a dura prueba su campaña

Cain pone a prueba en Ohio su dañada campaña
Sigue a El Diario NY en Facebook

WEST CHESTER, Ohio (AP).-Con su campaña sacudida por una serie de acusaciones de conducta sexual inapropiada, un enérgico Herman Cain dijo tener el miércoles una “marejada de apoyo positivo” y acusó a sus críticos de intentar descarrilar su intento por conseguir la candidatura presidencial republicana.

Cain trabaja a toda prisa para controlar las consecuencias de una acusación de que sostuvo un amorío extramarital durante 13 años.

“Están atacando mi carácter, mi reputación y mi nombre para intentar derribarme”, dijo un Cain lleno de energía a una multitud de simpatizantes, evitando mencionar a sus críticos por su nombre. “Pero no creo que Estados Unidos permita que ocurra eso”.

Las interrogantes en torno a la viabilidad de su campaña se cernían sobre la gira de un día de Cain por Ohio, en la que se desplaza en autobús.

La víspera, el candidato le dijo a su personal que estaba reevaluando su campaña después que Ginger White, una empresaria de Atlanta, afirmó en entrevistas con los medios que ella y Cain tuvieron un amorío sexual durante mucho tiempo.

“En estos momentos estamos revalorando. Revalorar significa reevaluación”, dijo Cain a periodistas el miércoles después de pronunciar su discurso en un salón de un hotel ante unas 150 personas, las cuales lo recibieron positivamente.

No dio ningún indicio a la audiencia de que pudiera estar contemplando abandonar su intento por ser el abanderado republicano a la Presidencia del país, a pesar de decirle a su personal que en los próximos días tomaría una decisión en torno a si seguiría con ella o no.

Los asistentes se pusieron de pie para ovacionar a Cain después de que habló sobre lo que haría un “gobierno de Cain”. Dijo que, a pesar de que algunas personas pronosticaron que el salón estaría vacío, “yo no veo ningún asiento vacío”.

“Ha sido una marejada de respaldo positivo”, insistió Cain a los periodistas tras el discurso, inclusive en momentos en que algunos simpatizantes en importantes estados electorales como Iowa y Nueva Hampshire -que se habían mantenido a su lado después que hace varias semanas fueron dadas a conocer acusaciones de hace una década de que cometió hostigamiento sexual-, ahora sí dijeron que lo abandonarán.

Los problemas más recientes para Cain llegan apenas cinco semanas antes de que se depositen los primeros votos en las primarias estatales en la búsqueda del nominado del partido. Las acusaciones anteriores de hostigamiento sexual han afectado su posición en las encuestas y, según sus partidarios, también su recaudación de fondos.