Crece la economía, pero a paso lento

Reserva Federal indica que el avance es moderado en la mayor parte de EE.UU.

Washington/EFE – El ritmo de crecimiento económico en Estados Unidos continúa siendo de lento a moderado en la mayor parte de las regiones del país, informó ayer la Reserva Federal (Fed) en su informe conocido como Libro Beige.

La excepción fue el distrito de San Luis, que “reportó una disminución de la actividad económica”, publicó la Fed.

El Libro Beige, un informe periódico de la Reserva que recoge datos sobre el comportamiento económico en los 12 distritos que forman el sistema del banco central de EE.UU., añadió que el gasto de los consumidores aumentó moderadamente durante los últimos dos meses.

“Las ventas de automóviles se incrementaron en varios de los distritos mientras que el turismo mostró señales de fortaleza”, agrega la publicación.

La actividad empresarial del sector servicios alcanzó niveles más altos que los registrados en el informe anterior, así como la actividad manufacturera se expandió a un ritmo constante en la mayor parte del país.

La Fed comprobó que ha subido el número de préstamos bancarios ejecutados y de un modo más fuerte el de las hipotecas.

El sector de la construcción registró un débil incremento en los inmuebles unifamiliares y un crecimiento lento en la construcción de inmuebles comerciales.

La mayoría de los distritos reportaron condiciones favorables para la agricultura, de la misma manera que los sectores energético y minero en comparación con el informe anterior.

En cuanto a la contratación, fue moderada por lo general, aunque “algunas empresas con posiciones abiertas reportaron dificultades para encontrar candidatos cualificados”.

Según la Fed, los salarios de los estadounidenses se mantuvieron estables en todos los distritos y los precios sufrieron una subida moderada.

Esta evaluación de la situación es casi idéntica a la versión anterior del informe a mediados de octubre, que describe el crecimiento como moderado o leve.

El Dow Jones de Industriales, el principal indicador de Wall Street, vivió ayer su mejor día desde marzo de 2009 y logró recuperar la barrera de los 12.000 puntos, gracias al anuncio de una acción concertada de los grandes bancos centrales del mundo, pero no pudo evitar cerrar noviembre en negativo.

Los futuros previos a la apertura de la sesión ya apuntaban a un fuerte tendencia alcista, lo que llevó a la operadora de la Bolsa de Nueva York a poner en marcha la llamada “Regla 48” que permite suspender la difusión pública de los precios del mercado antes del campanazo inicial.

Así, el Dow Jones de Industriales cerró la sesión con una sólida subida del 4.24%, la más pronunciada desde marzo de 2009 y con la que logró recuperar una simbólica barrera sobre la que no cerraba desde el pasado 15 de noviembre.

Algo parecido ocurrió con los otros dos principales indicadores de Wall Street- el selectivo S&P 500 ganó este miércoles el 4.33% pero cierra noviembre con un descenso del 2.97%, al tiempo que el índice compuesto del mercado Nasdaq ganó el 4.17% pero ha perdido el 4.27% este mes.