El Olimpo del boxeo latino

NUEVA YORK – Cuando Miguel Cotto y Antonio Margarito se midan el sábado en el Madison Square Garden de esta ciudad, sobre el ring estarán dos peleadores que acumulan entre sí siete correas de campeonato mundial. Con ese resumé, ambos ocupan un lugar destacado en la historia del boxeo latinoamericano.

A continuación, once figuras que encabezan la lista del pugilismo hispano de todos los tiempos, sin un orden específico.

Roberto Durán

Conocido también como Mano de Piedra y El Cholo. Ex campeón mundial en 135, 147, 154 y 160 libras, pero brilló más en los ligeros y welters. Nacido el 16 de junio de 1951, en Guararé, Panamá. Terminó con record de 119 peleas, de las que ganó 104, 70 KO; perdió 16. Se retiró definitivamente en el 2002 a los 50 años, luego de descansar desde el 1998. Se le considera uno de los mejores pesos ligeros de la historia.

Alexis Argüello

Conocido con el sobrenombre de El Flaco Explosivo, fue tres veces campeón mundial. Peleó como peso pluma, superpluma y ligero. También el llamado Caballero del Ring, nacido el 19 de abril del 1952 en Managua, Nicaragua, se convirtió en político tras retirarse con marca 90 peleas, donde ganó 82, con 65 nocáuts y perdió 8, fue electo alcalde de Managua en 2008, pero alegadamente se suicidó en julio del 2009. La revista ‘Ring’ lo coloca como el número 20 entre los 100 mejores boxeadores del mundo.

Julio César Chávez

El pugilista nacido el 12 de julio de 1962 en Ciudad Obregón, México, es uno de los mejores boxeadores de todos los tiempos, con seis títulos a nivel mundial en tres diferentes divisiones, principalmente las 140 libras. De gran pegada y técnica se impuso en 107 combates de 115 efectuados, con 89 ganados por la vía rápida, perdió 6 y empató dos veces. Llegó a tener marca de 87-0. Defendió sus cetros 29 veces, marca que permanece. Tras retirarse fue exaltado al Salón de la Fama de USA en 2011. Sus hijos, Omar y Julio César Jr., este último campeón mundial invicto, le han seguido los pasos en el pugilismo.

Wilfredo Gómez

El ex campeón puertorriqueño, quien nació el 29 de octubre de 1956, en un pobre poblado llamado Las Monjas, se abrió paso peleando desde niño, antes de convertirse en pugilista amateur. El también conocido como Bazooka ganó medalla de oro mundial como aficionado en La Habana, Cuba. Tuvo foja de por vida de 44-3, con 3 perdidos, un empate y 42 KO’s. Fue campeón en tres divisiones, desde 126 a 130 libras. Estableció un récord, aún vigente, de 17 defensas exitosas consecutivas por KO.

Carlos Monzón

Entre los grandes campeones mundiales sudamericanos, sin lugar a duda figura Monzón, quien nació el 8 de enero de 1942 y duró 11 años en una cárcel de su nativa Argentina, por el presunto asesinato de su esposa, Alicia Muñiz, en Mar del Plata en 1988 tras ser campeón mundial mediano por 14 años, siete de ellos seguidos, fue sensacional en el ring. Con marca de 87-3, 9 empates y 59 KO, el fuerte el pegador porteño deja un registro difícil de igualar.

Félix ‘Tito’ Trinidad

Cuando hablamos de boxeadores carismáticos, el nombre de Tito Trinidad hay que tomarlo en cuenta. El nativo de Puerto Rico, quien ganó cinco campeonatos amateur seguidos en su patria y quien nació el 10 de enero de 1973, comenzó a pelear como profesional a la temprana edad de 17 años. Considerado como uno de los mejores titulares boricuas de la historia, Trinidad Jr. peleó con los mejores de su categoría reinando entre los welters, superwelter y mediano. Su foja de 42-3 y 35 nocáuts, habla por si solo de este fajardeño.

Carlos Zárate

Carlos Zárate nació en Tepito, del Distrito Federal Mexicano el 23 de mayo de 1951 distinguiéndose con el tiempo como uno de los boxeadores más fuertes en la historia. Es el único conseguir 20 o más nocáuts consecutivos. Llegó a tener marca de 52-0, 51 KO’s, tal vez la mejor en la historia del boxeo. Entre los plumas, Zárate fue inigualable. Su marca es de 66, 4 y 63 KO. Su hijo Carlos Zárate Jr. está invicto entre los juniorwelters.

Ricardo ‘Finito’ López

Como su apodo lo indica, Finito fue peleador de los pesos mosca, pero con una pegada que duele y tumba. Nacido en Cuernavaca, México el 25 de julio de 1966, este boxeador de los mejores campeones de su peso y puso a gozar a muchedumbres. Su record lo dejó invicto 51 victorias, un empate y ganó 38 por la vía rápida, siendo uno de un reducidísimo grupo de campeones mundiales que se retiraron invictos.

Oscar de la Hoya

Oriundo del Este de Los Ángeles pero de padres y cultura mexicana, el ‘Golden Boy’ -así llamado por su conquista de medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92- es el peleador hispano con más títulos mundiales de diferentes categorías a su haber: diez títulos mundiales en seis diferentes categorías. Se le considera, además, como el boxeador que más dinero ha ganado en el ring en toda la historia del deporte. Nació el 4 de febrero de 1973 y se retiró como peleador profesional en el 2009 para continuar carrera como promotor.

Wilfredo Benítez

El asombroso boxeador de padres puertorriqueños, nacido en Nueva York el 12 de septiembre de 1958, comenzó desde niño su carrera meteórica, siendo campeón mundial a los 17 años rumbo a reinar en tres diferentes categorías. Con 62 peleas en su haber, el rápido, defensivo y certero pegador dejó foja de 53-8,1 y 31 nocáuts. Bajo la dirección de su padre, Gregorio, representado por su madre, Clara Benítez, Wilfredo se hizo en los gimnasios de barrios neoyorquinos, emulando también a su hermanos boxeadores Frankie y Gregory Benítez. Fue campeón mundial de la AMB y CMB (welter jr., welter y superwelter) y residió en Puerto Rico, donde siguió con su ascendente carrera, luego de pelear con verdaderas figuras del pugilismo mundial, entre ellos Antonio Cervantes, Roberto Durán y Sugar Ray Leonard. Desde 1996 es miembro del Salón de la Fama del Boxeo internacional.

Rubén Olivares

Cuando se trata de elegantes boxeadores, escurridizos y buenos pegadores, hay que mencionar al mexicano Rubén Olivares, quien fue rey en varias ocasiones, especialmente en las categorías gallo y pluma, tras debutar como profesional a la temprana edad de 17 años. Nacido en México el 14 de febrero de 1947, por su brillante trayectoria, con 100 peleas profesionales, fue exaltado al Salón de la Fama. También incursionó en el cine y es recordado como uno de los pugilistas más populares de México. El record de ‘El Púas’ Olivares quedó en 88-13, 3, con 77 nocáuts.

constantino.viloria@eldiariony.com