Jóvenes buscan una segunda oportunidad

Grupo ayuda a chicos descarriados a dejar las drogas y las pandillas
Sigue a El Diario NY en Facebook

NUEVA YORK – Después de cinco años de vender crack y cocaína en las calles de Brooklyn, Efraín ahora ofrece frutas y pasteles a su comunidad. El puertorriqueño de 26 años se salvó a sí mismo y otros jóvenes al iniciar una peculiar campaña.

Estando preso por más de un año, reflexionó acerca de cómo su adolescencia se fue escurriendo entre tiroteos y disputas sangrientas por el territorio.

“Mi hija nació cuando yo estaba en la cárcel. En ese mismo tiempo a mi mejor amigo lo mataron”, recordó Efraín, quien pidió no publicar su apellido.

La vida de su compañero y protector se extinguió por las balas en la calle Tompkins, y es precisamente en este lugar en donde Efraín se hizo uno de los líderes de Re-Connect, un programa que busca dar una segunda oportunidad a jóvenes entre 17 y 24 años que ansían un cambio; pero no saben como lograrlo.

En Re-Connect, los chicos tienen la oportunidad de tener un empleo vendiendo frutas y verduras en el vecindario en los fines de semana. El pago semanal es de $100 y parte de las ganancias se usan para comprar más producto.

“Es un reto, porque los chicos que venden droga es las esquinas pueden ganar hasta $300 al día. Aún así, hay muchachos valientes que quieren rehacer su vida y recuperar sus sueños,” explicó Efraín.

Es el caso de Jonathan, quien recuperó la esperanza luego de tres años de prisión.

“Tenía 17 años cuando me encarcelaron por venta de droga, pero ahora sé que nunca es tarde para iniciar una vida nueva”, dijo Jonathan, quien tiene un año participando activamente en Re-Connect y ya logró obtener su diploma GED.

“Estoy tratando de entrar a la universidad. Mi meta es convertirme en contador y ayudar a hacer declaraciones de impuestos”, dijo Jonathan.

Además de ofrecer programas educativos, la organización busca que los muchachos presten servicios a la comunidad.

Re-Connect, una organización con base en Brooklyn, trabaja con otras organizaciones comunitarias para conseguir recursos y oportunidades para los jóvenes.

Los chicos ayudan a ancianos residentes de Williamsburg llevando sus compras a casa, entre otras actividades.

La meta del grupo es llevar servicios a más jóvenes que quieren dejar las pandillas y la venta de droga, pero no lo hacen por falta de guía o presión social.

Recientemente, Re-Connect recibió la donación anónima de un equipo de cocina que será instalado en Moore Street Market, en Brooklyn. Los jóvenes recibirán entrenamiento y tendrán su propio negocio.

Joane Bartolomeo, directora de “La Marqueta”, dijo que la comunidad está respondiendo positivamente al proyecto. “Estos muchachos son un orgullo para los residentes y es admirable el esfuerzo que están haciendo”.

Bartolomeo informó que es probable que la cocina se abra en la primavera y genere fuentes de empleo para muchachos que buscan cambiar sus vidas.

La mayoría de jóvenes que reciben asistencia de Re-Connect son afroamericanos y latinos nacidos en el país. La organización se sostiene con donaciones voluntarias de la comunidad, la ayuda de otras instituciones y funcionarios electos.

Re-Connect ofrece servicio los siete días de la semana y cuenta con grupos de apoyo permanentes. Para más información puede visitar la organización en 139 Tompkins Avenue, Brooklyn. También puede llamar al (347) 903-9675 ó escribir a reconnectcommunity@gmail.com