‘Indignados’ por recortes a pacientes de VIH-sida

‘Indignados’ por recortes a pacientes de VIH-sida
Integrantes de la organización Housing Works y miembros de "Occupy Wall Street", realizaron una protesta con motivo del Día Mundial del Sida.
Foto: Manolo Echeverría

Manhattan – Emulando a Robin Hood, el héroe inglés que robaba a los ricos para dárselo a los pobres, activistas de la lucha contra el sida interrumpieron ayer el tráfico de vehículos en un acto de desobediencia civil realizado, para exigir que los ricos paquen por el costo de los servicios que reciben estas personas.

En conmemoración del Día Mundial del Sida que cumple su 30 aniversario, a falta de bosque los activistas de la organización Housing Works y Occupy Wall Street marcharon entre los rascacielos que dominan el bajo Manhattan desde la esquina de la calle Liberty hasta Park Row, frente al ayuntamiento.

Los manifestantes entregaron un escrito con sus demandas al alcalde, Michael Bloomberg, en la que solicitan que se imponga un gravamen en las personas con salarios millonarios y que esos fondos se inviertan en a ayudar a portadores del VIH y enfermos de sida.

La petición de los activistas coincide con la recomendación hecha ayer por Bloomberg y el comisionado de Salud de la ciudad, Thomas Farley, a hospitales y médicos “para que ofrezcan a cada persona diagnosticada con VIH tratamiento con antirretrovirales que les permita mejorar sus condiciones de salud, vivir más y prevenir la transmisión”.

Bloomberg destacó, al realizar el anuncio, que esa decisión “supone un cambio respecto a la actual práctica de ofrecer ese tipo de tratamientos a quienes tienen síntomas que afectan a sus sistemas inmunológicos”.

Alrededor de una docena de Robin Hoods se encadenaron en medio de la avenida siendo detenidos por la policía, mientras los participantes en la marcha pedían más ayuda para portadores del virus y aquellos que han desarrollado la enfermedad.

“Estamos aquí para recordar que la gente que vive con VIH-sida todavía existe, que tenemos muchísimos problemas económicos y de salud, y para que no se olvide la epidemia con la que vivimos todos los días”, dijo Ignacio Jaúregui, abogado de Housing Works, una asociación que recauda fondos para alojar de manera gratuita a los afectados por la enfermedad.

Según datos del Departamento de Salud de Nueva York, en la ciudad había 109,446 seropositivos diagnosticados a fecha del 30 de junio de 2010, y de ellos el 31 % eran hispanos.

Jaúregui agradeció el respaldo de los “indignados” porque en su opinión quienes padecen de sida en Estados Unidos forman parte del 99 % de la población cuyos derechos pretende defender el movimiento Ocuppy Wall Street.

Según Housing Works, Bloomberg ha recortado este año más de $10 millones en ayudas para pacientes y se opone a una propuesta de ley estatal de subsidios al alquiler de casas que proporcionaría un hogar a miles de seropositivos Nueva York.

Con servicios de EFE