Buscan tirar el muro defensivo

Gallos retarán el sistema conservador de los Tigres para aspirar a una victoria
Buscan tirar el muro defensivo
Liborio Sánchez, guardameta de Gallos Blancos, en acción durante las prácticas de ayer en el estadio La Corregidora de Querétaro.
Foto: MEXSPORT

MÉXICO, D.F.- José Saturnino Cardozo espera el mismo planteamiento defensivo de Tigres, para el partido de vuelta de las semifinales.

Y es que el técnico de los Gallos Blancos, señaló que los felinos juegan a defenderse, situación que hacen bien, por lo que ahora Querétaro debe trabajar duro para encontrar las variantes que le permitan abrir a la zaga felina.

“No creo que se abran, conocen a Tigres, no se va abrir, van a jugar de la misma manera y va ser mucho más difícil. Ahora tenemos que ganar porque la obligación es nuestra”, dijo Cardozo.

“Siempre juegan así, es el estilo que tiene el equipo, siempre tiene esa caracteriza de defenderse bien, además tienen jugadores para ofenderte también; pero si un rival te pone una muralla, depende del otro equipo pasar esa muralla. Al momento de atacar tenemos que sorprender al rival y es lo que vamos a trabajar”, agregó el guaraní.

Cardozo sabe que la paciencia será clave para intentar salir airoso del “Volcán”, pues necesitan de un gol para seguir avanzando, aunque advirtió que deberán estar atentos defensivamente, para evitar un tanto en contra que los ponga en predicamento.

“Estoy contento por el funcionamiento de mis jugadores, generamos cuatro ocasiones de gol y es algo que nos deja muy tranquilos. Sabíamos que necesitábamos de gol para ir más tranquilos a Monterrey, pero faltan 90 minutos donde tenemos que luchar, pelear y convertir que es lo que dará la posibilidad de llegar a una Final”, indicó.

Y aunque Pepe reconoció que el Estadio Universitario de Nuevo León, es una plaza complicada, aseguró que sus pupilo saldrán mañana a pelear de tú a tú ante Tigres, sin importar el agobio que pueda venir de las tribunas.

“Sabemos que es un Estadio complicado, pero nosotros estamos concentrados en lo nuestro y sabemos que la gente no juega. Entramos 11 contra 11, los jugadores respetan al rival, pero en el campo hay que faltarle el respeto al rival”.

?>