Desempleo todavía continúa para latinos

Millones siguen con muy largos períodos de ansiosa desocupación

WASHINGTON, D.C.- Estados Unidos registró ayer el número más bajo en su tasa de desempleo desde 2009, llegando a 8.6%. Sin embargo diversos economistas recibieron la noticia con cautela. En tanto, entre los latinos, el índice permaneció igual al mes de octubre, con 11.4%.

Estados Unidos probablemente celebrará el descenso de una estadística que ha marcado la gestión del actual gobierno. Por primera vez en varios meses, el Departamento del Trabajo mostró una reducción considerable en la tasa de desempleo; el número más bajo en 32 meses. Asimismo se sumaron 140 mil nuevos trabajos en el sector privado, durante el mes de noviembre.

“El reporte de empleo muestra que la economía continúa sanándose de la peor crisis desde la Gran Depresión, pero el paso de la mejoría todavía no es suficientemente rápido, si se consideran las grandes pérdidas de empleos que se iniciaron en diciembre de 2007”, enfatizó el presidente del Consejo de Asesores Económicos de Barack Obama, Alan Krueger.

El 0.4% de contracción en la tasa de desempleo, en comparación al mes pasado es alentador, pero está asociado, en parte, con una disminución de 315 mil personas en la fuerza laboral.

“Más de la mitad del descenso en la tasa de desocupación está asociada a esto. De todas formas es un declive significativo, además seguimos sumando nuevos empleos, pero necesitamos más”, dijo Christine Cooper, Director de Economía y Análisis, de Los Angeles County Economic Development Corporation’s (LAEDC).

Según Cooper los cambios en la fuerza de trabajo se debe a numerosos factores, entre ellos estudiantes que se quedan más tiempo en las universidades, personas que se retiran y una menor participación de las mujeres.

“Tenemos todavía 6.5 millones de personas buscando un trabajo, 5.7 han estado cesantes por largo tiempo, queda mucho por hacer”, comentó.

Para los latinos el panorama continúa bajo una ola de pesimismo. 2.6 millones de personas sin trabajo, 9 mil más que en octubre. La situación ciertamente ha mejorado si se compara con un año atrás, donde hubo un 13.2% de desempleo, con más de 3 millones de individuos cesantes. Pero la velocidad de la recuperación continúa siendo el mayor problema.

Los sectores de servicios y hotelería registraron una de las mayores alzas en noviembre con 22 mil puestos más. En contraste, áreas como construcción mostraron escasos cambios. El sector de ventas aumento 50 mil empleos en noviembre, lo que se puede asociar con la necesidad de más trabajadores en las tiendas para los periodos de fiestas.

Organizaciones de derechos civiles insisten en que la situación del país va mucho más allá de los números del gobierno. Un nuevo reporte elaborado por US Action Education Fund, seleccionó historias de personas sin empleo entre 1,199 testimonios provenientes de todo Estados Unidos. El informe insistió en la necesidad de ponerle un rostro humano al problema.

En sus 37 páginas se documentan diversos problemas de discriminación entre personas que buscan empleos y son descartadas ya sea por su edad, el tiempo que llevan sin trabajar o su raza.

“Hace dos años tenía un buen trabajo, pero la compañía cerró y desde entonces he estado cesante. Mi esposa y yo no tenemos seguro de salud y estamos agotando nuestro 401K”, dijo Wayne Person (59) de Mount Laurel, New Jersey.

“No he trabajado por más de un año y no estoy representada en las cifras del gobierno, porque no recibo beneficios de desempleo. ¿Qué se supone que tenemos que hacer? ¿morir?”, se preguntó Molly Wassermann, de Toledo, Ohio.

El próximo 31 de diciembre expiran los beneficios de desempleo (UI) para personas que llevan más de 27 semanas sin trabajo. Se estima que cerca de dos millones quedarán sin beneficios y seis millones más, si no hay una nueva prórroga durante 2012. Los expertos aseguran que esto desaceleraría, aún más, la lenta recuperación.

?>