Nicanor Parra gana el Cervantes

Nicanor Parra gana el Cervantes
El 'antipoeta' chileno Nicanor Parra ganador del Premio Cervantes de este año.
Foto: EFE

Miadrid/EFE – El chileno Nicanor Parra, un poeta de vanguardia de 97 años y creador de la “antipoesía”, es el nuevo Premio Cervantes, que ha querido reconocer en esta edición la trayectoria de “toda una vida” dedicada un género generalmente poco recompensado.

Así lo destacó la ministra española de Cultura, Ángeles González-Sinde, tras hacer público el fallo del jurado, que estuvo presidido por Margarita Salas, primera mujer que ocupa este puesto desde la creación del Premio Cervantes, hace 36 años.

“Una vida dedicada a la poesía, a crear y a investigar nuevos lenguajes poéticos” es el bagaje de Nicanor Parra, también autor de cuentos y ensayos, además de físico y matemático.

Una amplia trayectoria en la que destaca su mirada variada y diferente sobre la poesía, destacó la ministra española de Cultura, quien consideró que “la vocación de escribir poesía es muchísimo más exigente que la de otros géneros y muchas veces tiene pocas recompensas”.

Por eso, en su opinión, la concesión del Cervantes a Parra es un mensaje positivo para sus lectores y para otros poetas.

Tras ocho votaciones, el chileno fue apoyado por la mayoría de los miembros del jurado, que han respetado la ley no escrita de que cada año se conceda alternativamente a un escritor hispanoamericano y a un español.

En 2010 fue la catalana Ana María Matute la que obtuvo este prestigioso premio, considerado el más importante de cuantos se conceden en habla hispana, dotado con 168.000 dólares.

Matute no ha podido formar parte del jurado ya que se encuentra recuperándose de un accidente, al igual que tampoco tomó parte en las deliberaciones el galardonado en 2009, el mexicano José Emilio Pacheco.

Ángeles González-Sinde consideró una “gran fortuna” que Parra pueda recibir este reconocimiento en vida y destacó el hecho de que el galardón haya sido concedido a un poeta.

En el momento de hacer público el fallo, el galardonado todavía no se había enterado. “No le hemos localizado, no contestaba el teléfono”, explicó González-Sinde.

Cuando tuvo conocimiento de la concesión del premio, el autor, que reside en estos momentos en el municipio santiaguino de La Reina en casa de su hija Colombina, se mostró tranquilo.

Él “ya no cree en los premios”, dijo su secretaria personal, Jaqueline Muñoz, al medio digital “Soysanantonio.cl”. Sobre el estado de salud del poeta, reveló que pasa “altibajos”, aunque “es un roble”.

González-Sinde expresó su confianza en que Parra pueda acudir personalmente a recoger el galardón el próximo 23 de abril.

La presidenta del jurado, designada por la Real Academia Española, resaltó también la faceta de físico y matemático del nuevo premio Cervantes y recordó que su obra poética es muy estudiada y ha sido objeto de numerosas tesis doctorales.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, ha felicitado a través de Twitter al poeta y ha dicho que se trata de “un justo reconocimiento a su enorme genio y talento poético”.

Tras conocerse la noticia del premio, el nombre de Nicanor Parra se ha convertido en “trending topic” (tema de moda) a escala global en Twitter.

Escritores, narradores y poetas españoles consideraron de justicia la concesión del Premio a Parra, con alguna contada excepción, como la de José Manuel Caballero Bonald, quien reconoció que el chileno era la opción que menos le gustaba.

En cambio, para el escritor y poeta Benjamín Prado, Parra es “un premio Cervantes indiscutible” y “el otro gran poeta chileno junto con Pablo Neruda, Vicente Huidobro, Pablo de Rokha y Gabriela Mistral”.

El segundo volumen de las Obras Completas de Nicanor Parra en España saldrá en breve.

Unas Obras Completas publicadas por Galaxia Gutenberg-Círculo de Lectores, editorial que lleva preparando este ambicioso proyecto durante años, supervisadas por el autor, asesorada y establecida por el profesor y experto en Parra Niall Bins y coordinadas por Ignacio Echevarría.

Nicanor Parra es el tercer chileno en ganar el Premio Cervantes, después de que sus compatriotas Jorge Edwards y Gonzalo Rojas fueran reconocidos con el máximo galardón de las letras hispanas en los años 1999 y 2003, respectivamente.