Se extiende la estadía de indocumentados

Alrededor de 15 años han vivido con ese estatus migratorio unos 3.5 millones de inmigrantes en territorio estadounidense
Se extiende la estadía de indocumentados
La cantidad de años que han permanecido millones de migrantes en EEUU los ha hecho parte de la dinámica social del país, de tal modo que buscan a través de la organización legalizarse.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

WASHINGTON, D.C.- Unos 3.5 millones de indocumentados han vivido en Estados Unidos al menos durante 15 años en esa situación, además de que 4.7 millones son padres de menores de edad, que en la mayoría de los casos son ciudadanos estadounidenses.

Esas son las cifras de un nuevo reporte del Centro Hispano Pew, donde también se menciona que solo 1.5 millones de indocumentados han permanecido por menos de cinco años en el país, mientras 5.1 millones, ha residido en aquí por un período que incluye un mínimo de cinco y un máximo de 14 años.

El centro basó sus proyecciones en los datos de la Oficina del Censo y la Encuesta de Población Actual (CPS), en conjunto con la información desarrollada con la investigación propia del Centro Hispano Pew.

“La porción que ha estado en el país por lo menos 15 años se ha duplicado desde 2000, cuando solo un 16% de los indocumentados alcanzaba esta cifra. Por otra parte, el grupo que ha vivido en Estados Unidos por menos de cinco años ha disminuido de 32% a 15% en 2010”, dice el documento.

Esto se debe principalmente a la baja de los niveles de inmigración en los últimos tres años, luego de la recesión económica, que aún mantiene el país con un 9% de desempleo. “La circularidad también ha disminuido mucho. Antes una gran cantidad de personas iba y venía entre México y Estados Unidos, cruzando sin documentos para trabajar en temporadas”, explicó Jeffrey Passel, uno de los autores del reporte.

“La creciente cantidad de inmigrantes indocumentados que ha estado en Estados Unidos por largo tiempo refleja que el incremento más marcado de esta población ocurrió durante las décadas de 1980 y 1990 y el influjo ha disminuido significativamente durante los años recientes, con problemas en la economía estadounidense y un reforzamiento de la seguridad en la frontera”, especifica el informe.

“Ahora en lugar de que las personas vengan por períodos a trabajar, se asientan y construyen familias y una vida acá. Las cifras dejan en claro que ignorar a este gran número de individuos y sus raíces en las comunidades de la nación es un error y una fantasía”, aseguró Clarissa Martínez, directora de inmigración y campañas nacionales del Consejo Nacional de La Raza (NCLR).

Resultados como una disminución marcada de inmigrantes mexicanos han sorprendido a los demógrafos en los últimos años. Este grupo constituye un 58% de la población indocumentada, es decir 6.5 millones. Desde marzo de 2007 a 2009, 150 mil mexicanos llegaron anualmente a Estados Unidos. Un descenso del 70% en comparación con las cifras registradas entre 2000 y 2005.

Esto combinado con el número de deportaciones en aumento -llegando a 397 mil en el año fiscal 2011-, ha llevado a que la migración neta desde México sea nula.

El tema de la cantidad de años que los indocumentados llevan en el país se disparó en la retórica nacional, tras el último debate republicano celebrado en Washington, D.C. Ahí el expresidente de la Cámara de Representantes, Newt Gingrich, aseguró que se debía abrir la puerta a cierto tipo de legalización para las personas que han vivido durante mucho tiempo en el país.

“No creo que los estadounidenses tomen a gente que ha estado acá 25 años y separen a familias. Pienso que los que llegaron recientemente y no tienen lazos con el país deben ser deportados”, comentó Gingrich.

El candidato sugirió poner en curso un sistema selectivo que distinga entre los indocumentados y otorgue residencia legal, pero no ciudadanía, a quienes llevan más tiempo en el país. “Esto no sería una amnistía”, enfatizó, mientras candidatos como Mitt Romney se apresuraron a calificar la propuesta de esa forma.

El reporte de Pew mostró también que 46% de los inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos son padres de menores de edad. Otro estudio previo de la misma organización especificó que cerca del 80% de los hijos de inmigrantes menores de edad son ciudadanos.

Las personas sin documentos representan un 28% de la población de origen extranjero en Estados Unidos y un 3.7% del número total de habitantes.