Carrión podría aspirar a la Alcaldía

Nueva York – El expresidente del Condado de El Bronx, Adolfo Carrión, expresó ayer su confianza de que en la próxima contienda electoral para la alcaldía de Nueva York habrá un candidato hispano por lo que no se descarta que él pudiera ser uno de ellos.

Carrión, quien actualmente es el director del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD) para la región de Nueva York y Nueva Jersey, realizó las declaraciones luego de su participación en el décimo foro juvenil Model City Council (Modelo de Concejo de la ciudad), organizada por El Centro Universitario de la Cuidad de Nueva York (CUNY).

El funcionario dijo que pese a que su prioridad es sacar adelante el plan de gobierno del presidente Barack Obama, “mi disposición es ayudar a la gente y sobre todo a sacar adelante a la ciudad de Nueva York de su crisis financiera”.

A la insistencia sobre si piensa buscar la candidatura demócrata para contender por la alcaldía de la ciudad, el político de origen puertorriqueño indicó que “todo viene a su tiempo. Lo único que puedo decir es que tengo interés de seguir sirviendo a la gente desde cualquier cargo público”.

Sobre la situación que vive la ciudad, Carrión dijo que es necesario una mayor inversión en los rubros de educación y servicios públicos a fin de generar los empleos que requiere la ciudad.

En ese mismo tono se refirió el político hispano frente a decenas de jóvenes estudiantes, quienes asistieron al foro.

En el evento, Carrión los invitó a ser más activos en la solución que afectan a los residentes de esta ciudad.

“El reto mayor para los Estados Unidos es proporcionar los recursos necesarios a las próximas generaciones y eso implica velar por una mayor inversión en escuelas, carreteras y vivienda. Por ello, los jóvenes de hoy tienen la tarea de involucrarse en la política y poder enfrentar los restos que tiene el país.

Posteriormente a la participación de Carrión, los integrantes del foro juvenil debatieron e hicieron propuestas sobre la propuesta de Ley 656, el cual retira los fondos destinados a apoyar la presencia del Servicio de Inmigración (ICE), por detener y deportar a aquellas personas que han cometido delitos menores.

En este sentido, la mayoría de los jóvenes expresaron su preocupación de que la actual situación que viven los inmigrantes detenidos en dicha prisión atenta contra la seguridad de miles de familias en esta ciudad.

“Dejar que el ICE detenga y posteriormente deporte a una persona acusada de robarse una manzana, no sólo es injusto, sino que además coloca en el limbo a la familia del detenido. Por esa razón la ciudad debe terminar de colaborar con ICE”, dijo Soniya, Guruyg, representante del Distrito 10.

Por su parte, Cecil Brooks Jr., del Distrito 15, sugirió implementar un plan que permita una mayor colaboración entre los diferentes grupos étnicos con la administración local para enmendar la situación.