Cumplen su cometido Barcelona y Real Madrid

BARCELONA – Un gran partido del extremo argentino Angel Di María, autor de un gol y una asistencia, permitió al Real Madrid imponerse ayer por 3-0 en su visita al Sporting de Gijón en la liga española de fútbol.

El sexto triunfo de Madrid como visitante esta temporada permite a los blancos afrontar la próxima semana el clásico frente al Barcelona con tres puntos de ventaja y un partido menos que los azulgrana, que adelantaron una fecha por su participación en el Mundial de Clubes.

El Madrid es puntero con 37 unidades. El Barsa, impulsado por un doblete de Cesc Fábregas y una actuación inspirada del chileno Alexis Sánchez, suma 34 tras golear 5-0 al Levante.

“Es bueno ganar por una diferencia tan amplia porque nos da confianza para un partido tan importante”, dijo el argentino Javier Mascherano sobre la próxima disputa del clásico.

El tercero Valencia (30) se mantuvo en persecución del Madrid y el Barsa al ganar 2-1 al Espanyol del técnico argentino Mauricio Pochettino. Los goles del ganador fueron del también argentino Tino Costa y Roberto Soldado, mientras que el mexicano Héctor Moreno anotó el único gol de los “periquitos”.

En Santander, el Racing consiguió ante el Villarreal su segunda victoria de la temporada al ganar 1-0 en el primer partido sin el argentino Héctor Cúper en el banquillo santanderino.

Sin el sancionado Xabi Alonso, el técnico José Mourinho revolucionó la alineación del Madrid al optar por un doble pivote en el mediocampo formado por Sami Kedhira y Lass Diarra, Mesut Oezil en la mediapunta, Di María en banda, y la novedad del argentino Gonzalo Higuaín en la delantera.

Cristiano Ronaldo, que estuvo en duda durante la semana por una lesión en un tobillo, finalmente fue titular y anotó un gol, pero la figura del cotejo fue Di María.

“Cuando vino a España la gente no sabía por qué venía al Real Madrid”, comentó Mourinho sobre el extremo argentino. “Era desconocido y no hizo un buen Mundial, pero tenía cosas que me gustaban: es humilde, con ambición personal aunque para él el equipo está por encima”.

El flanco izquierdo de la defensa sportinguista era el punto débil del cuadro local, y allí picó Di María a los 34 minutos para anotar el primer gol, mitad inspiración individual, mitad fallo del uruguayo Damián Suárez: el lateral se dejó robar un balón por Di María, pícaro también en el momento de engañar al arquero desde la línea de fondo con el exterior de su zurda.

“Ha sido un gol de pillo. Había hecho uno igual ante el Sevilla y gracias a Dios me ha salido de nuevo. Estoy en un buen momento de forma y todo me sale bien”, comentó Di María.

Di María dio a los 64 una deliciosa asistencia -con caño sobre Gregory Arnolin incluido- para Cristiano, que marcó su 17mo gol del campeonato y finiquitó el 14to triunfo al hilo del Madrid en todas las competiciones. Marcelo sentenció en los descuentos.