‘Indignados’ llaman a ocupar espacios públicos

NUEVA YORK – Los “indignados” hicieron un llamado a tomar 15 espacios públicos de la ciudad en la fecha que se cumple el tercer mes de vida del movimiento.

Los “anti-Wall Street” informaron que intentarán acampar en lugares estratégicos como Battery Park, City Hall Park, One Police Plaza, Central Park y Mayor Bloomberg’s Place. También planean hacer protestas afuera del Banco de America ubicado en 115 W. de la calle 42 y JP Morgan Chase en el 270 Park Avenue.

Los inconformes diseñarán casas de campaña con imágenes artísticas y consignas de protesta. Se espera que el 17 de diciembre se realice una acción similar en las principales ciudades del país. La meta es lograr una ocupación nacional.

Algunos manifestantes dijeron que la ocupación de los nuevos espacios es una respuesta al desalojo en Zucotti Park.

El colombiano José Asencio, de 32 años, dijo que Occupy Wall Street no se debilitó con la “represión policial”, sino por el contrario, tomó un giro histórico.

“No se terminó el movimiento. Las acciones seguirán y llegaremos a sitios que no podrán quitarnos. Logramos el apoyo de miles. Superamos las expectativas de los que no creyeron”, dijo Asencio.

Durante el anuncio, los “indignados” estuvieron acompañados por líderes religiosos, entre ellos el veterano de Vietnam y obispo de la iglesia episcopal, George Packard.

“La iglesia debe tomar un papel más activo en lucha por la justicia”, subrayó.

En este sentido, Juan Carlos Ruíz, activista y coordinador del restaurante Colors, creado por trabajadores de Windows on the World luego del 9-11, dijo que las iglesias pasaron de “mostrar caridad a ser parte fundamental de una lucha que compete a la comunidad entera”.

Ruiz dijo que la presencia de líderes religiosos no es una forma dar legitimidad a Occupy Wall Street.

“Se necesitan muchas manos en la construcción de un país equitativo, independientemente del credo o la tendencia política”, apuntó Ruiz.

El ganador del premio Pulitzer en 2002, Chris Hedges, también respaldó el movimiento. El periodista y escritor pidió a los “indignados” no rendirse pese a la persecución. Hedges ratificó su apoyo a la lucha por “una ansiada justicia social y económica”.

En el evento, la Asamblea General presentó la revista “Tidal”, la cual explica la teoría y estrategia de Occupy Wall Street. Los artículos fueron leídos por los autores ante un nutrido grupo.

Los ocupantes informaron que planean acampar permanentemente en Juan Pablo Duarte Square (entre Canal St. y Sexta Ave.). Algunos indignados dijeron estar dispuestos a realizar una huelga de hambre para lograr esta meta, entre ellos el boliviano Diego Ibáñez, de 23 años.

“Queremos recuperar lo que es nuestro. Hemos sido perseguidos, golpeados y arrestados. La huelga de hambre es un recurso que usaremos en esta lucha”.

Ibáñez pidió a la comunidad latina integrarse a Occupy Wall Street, pues la tardanza de una reforma migratoria y el racismo son parte de una política equivocada.

“El 1% jamás imaginó que un día nos cansaríamos del abuso y la desigualdad. El poder no es eterno, los ideales sin lo son”.