Salvan cuidado de ancianos y discapacitados

Jueza federal de Oakland detiene recortes de manera temporal a horas de atención
Salvan cuidado de ancianos y discapacitados
Los recortes a la ayuda de personas en situación vulnerable estaban programados para entrar en vigor el 1 de enero de 2012.
Foto: Archivo

SACRAMENTO.- Una jueza federal de Oakland emitió una orden de emergencia para detener temporalmente los recortes de 20% en las horas de cuidado bajo el programa Servicios de Apoyo en el Hogar (IHSS) para ancianos, personas y niños con discapacidades de California, que estaban programados para entrar en vigor el 1 de enero.

Aunque la orden de la jueza Claudia Wilken no detiene definitivamente los recortes, sí prohíbe al estado enviar avisos de reducciones de horas a los beneficiarios del programa IHSS.

“Este fallo significa que nuestros padres, abuelos y niños con discapacidades que confían en el programa IHSS para vivir con seguridad en sus casa pasarán los días de fiesta sin temor a perder el cuidado en el hogar”, dijo Laphonza Butler, presidenta del sindicato de Trabajadores Unidos de Cuidado de Largo Plazo (ULTCW) que representa a los empleados que cuidan a los ancianos o discapacitados en sus hogares.

De acuerdo con la jueza, la ley SB73 que autorizó los recortes a IHSS presenta serios cuestionamientos sobre violaciones a las leyes del Seguro Social, Medicaid y la Ley de Discapacidades.

En el presupuesto aprobado en junio pasado, los legisladores incluyeron 100 millones de dólares en recortes al programa IHSS que en la práctica significa el recorte de 20% a las horas de cuidado de los ancianos y discapacitados, los cuales entrarían en vigor automáticamente en enero, si el estado no obtiene 1,000 millones de dólares en nuevos ingresos, los cuales no llegaron.

Se espera que el 15 de diciembre, durante una audiencia, la jueza de Oakland emita un fallo final sobre el asunto que afecta a 372,000 ancianos y personas discapacitadas de bajos ingresos, más de la mitad de ellos hispanos.

Ya a principios de año, las horas de cuidado de ancianos o personas discapacitadas fueron recortadas en 3.6%.

En promedio, a una persona anciana o discapacitada el estado le paga 80 horas al mes de cuidado en el hogar, menos de tres horas por día.

La decisión de la jueza fue hecha luego de la demanda interpuesta por varias organizaciones, entre estas Disability Rights California (DRC) para parar los recortes.

“Estas reducciones de horas forzarán a ancianos, personas con discapacidades serias o condiciones médicas severas a tomar riesgos innecesarios, como bañarse sin asistencia o perder citas con su médico o incluso podrían verse obligados a irse a un asilo o a otra institución”, comentó Melinda Bird, abogada de DRC, quien confió en que la jueza pueda fallar definitivamente en contra de los recortes el 15 de diciembre.

Citó como ejemplo el caso de un anciano de 86 años que necesita ayuda dos veces al día, en las mañanas para vestirse y en las tardes para la cena o para desvestirse.

“Cuando reciba el aviso de que le cortarán las horas, le preguntarán qué ayuda quiere escoger: la ayuda para comer o para vestirse”, refirió.

Actualmente las horas de IHSS son otorgadas por el gobierno estatal para que las personas permanezca en su casa de una manera segura. Por ejemplo, una persona con Alzheimer puede tener muy pocas horas para vigilar que se tome sus medicinas o a la hora de usar la estufa, pero si le cortan el 20% de las horas lo pueden poner en peligro, aseguró Bird.

Para los abogados de DRC, las reducciones de horas no deberían ser aplicadas a los menores de 21 años.

En su opinión, deberían ser exentados porque esto entra en conflicto directo con el requisito federal del seguro médico Medicaid de que a los niños debe dárseles servicios periódicos de tratamientos, diagnóstico y auscultación.

Una madre hispana de Stockton, una de las demandantes contra el estado por los recortes, y quien prefiere que su nombre no sea mencionado, tiene una niña de 6 años que nació con un desorden metabólico conocido por sus siglas como MSUD.

“A mí me pagan 58 horas al mes que me sirven para pagar algunas cuentas porque mi esposo trabaja en el campo, y yo no puedo trabajar porque la niña necesita cuidado las 24 horas. Ella se alimenta a través de un tubo en el estómago”, dijo la madre.

Agregó que aunque es poco lo que el estado le da, ese dinero le ayuda, y si le rebajan las horas en 20% tendría que verse obligada a volver a trabajar en el empaque antes de que naciera su hijo.

“No sé que pasaría con mi hija”, señaló preocupada.

HD Palmer, portavoz del Departamento de Finanzas del gobernador Jerry Brown dijo que analizan la orden de la jueza y evalúan sus opciones.