Dan visa a hermana de Yarelis

Dan visa a hermana de Yarelis
Yarelis Bonilla, de cinco años, necesita un urgente trasplante de médula ósea. Su hermana Giselle, que vive en El Salvador, será la donante.
Foto: ALBUM FAMILIAR

NEWARK – Las esperanzas de vida aumentaron ayer para la niña salvadoreña Yarelis Bonilla, luego que el Consulado de EEUU en El Salvador entregara la visa humanitaria a su hermana Giselle, de 7 años, lo cual hará posible su viaje a Nueva Jersey para ser la donante en el urgente trasplante de médula ósea que necesita la pequeña paciente.

Yarelis, de cinco años de edad, padece de un severo caso leucemia y actualmente recibe tratamiento de quimioterapia en un hospital de Newark. Sin embargo, los médicos sostienen que un trasplante de médula ósea es necesario para que la níña pueda sobrevivir.

“Ya tiene la visa”, dijo en tono emocionado el abuelo de la menor, Gertrudis Ramírez, refiriéndose a Giselle.

Ramírez agregó que Giselle viajará a EEUU acompañada de su bisabuela -madre de él- María Emma Sánchez, para lo cual apuran los trámites de la autorización respectiva.

Por otro lado, Ramírez informó que Yarelis salió este fin de semana del hospital tras haber sido internada de emergencia hace cinco días por fiebre alta.

La oficina del senador federal Robert Menéndez -que intercedió por el caso de Yarelis- confirmó que había sido concedida la visa humanitaria. “Esta es una victoria del sentido común sobre la burocracia para ayudar a salvar la vida de una niña”, dijo Menéndez.

El director del Centro Médico Beth Israel de Newark -donde Yarelis recibe tratamiento de quimioterapia- había emitido una carta de apoyo de la visa humanitaria, indicando que la niña fue diagnosticada en mayo con “alto riesgo de leucemia linfoide aguda”.

La carta describe la forma del cáncer en la sangre como “muy seria y potencialmente mortal”.

Yarelis nació en Estados Unidos y reside con sus padres en Elizabeth, Nueva Jersey. Su hermana Giselle vive con su abuela en El Salvador.

Los médicos determinaron que Gisselle era compatible al 100%. Sin embargo, el Departamento de Estado le había negado dos veces la visa de visitante que le permitiría estar hasta tres meses en el país.

La visa humanitaria le permitirá viajar a Nueva Jersey, estrictamente para realizar el trasplante de médula ósea.