Sin Reyes, el futuro de Mets es gris

Sin Reyes, el futuro de Mets es gris
El dominicano José Reyes será una de los nuevas estrellas del renovado equipo de los Marlins de Miami.
Foto: ap

Nueva York – Mientras las agencias de prensa se hacen eco de las millonarias contrataciones de los Marlins, y de las que faltarán, sin duda, en Nueva York se respirar un aire de inquietud por el futuro de los Mets.

Su hasta hace poco estrella del campo corto, el dominicano José Reyes, firmó en la noche del domingo un contrato que lo atará por seis años a los renovados Marlins de Miami, donde ganara 106 millones de dólares, con la posibilidad de una opción para el 2018 que estiraría esa suma hasta los 130 millones.

El talentoso quisqueyano se suma al cerrador Heath Bell, quien había sido firmado la semana anterior por 27 millones y tres años de servicio.

La felicidad de unos es tristeza de otros, dice el viejo y conocido refrán, y en la Gran Manzana todos sabían que la partida de Reyes era inevitable, luego de todos los dolores financieros y deportivos por los que ha estado pasando la franquicia de los Metropolitanos de Flushing.

Con el aterrizaje de Reyes en Miami, la debilidad del equipo de los Mets es más que evidente y, para que ocultarlo más, preocupante.

En este 2011 los libros contables de los Mets han visto desaparecer los nombres de Carlos Beltrán, Francisco Rodríguez y, ahora Reyes. Tres estrellas que dejan ahora desamparadas a David Wright y Johan Santanta, quienes tendrán el gran peso sobre sus hombros de conducir a su equipo por terrenos desconocidos en la próxima temporada.

Fracaso tras fracaso ha provocado tal decepción en la fanaticada metropolitana que el decaimiento en la asistencia a las tribunas en las últimas temporadas no es gratuito.

Y sin el talento eléctrico que traía José al campo de juego, con su sonrisa contagiosa y su estilo particular de batear y fildear, la novena neoyorquina la tendrá muy difícil para intentar reemplazar los registros estadísticos del último campeón de bateo de la Liga Nacional, con .337, quien además fue el rey de los triples, pues sumó 16 en la pasada temporada (99 desde el 2003).

¿Y dónde se encontrarán las 39 bases estafadas del 2011, 370 durante su carrera de nueve años con el equipo?

Dicen que el remplazo de Reyes sería el joven panameño Rubén Tejada, fabuloso con el guante, flojo con el madero.

Y mientras los Marlins van tras los servicios de Albert Pujols, los Mets….

Pues anunciaban ayer, en voz de su gerente general Sandy Alderson, la pérdida de $70 millones durante la actividad de este año.

José Reyes se va de pesca a Miami, con nuevos millones, pero deja tras de si una espesa nube gris en Nueva York.

german.quintero@eldiariony.com