Bomba pone a jóvenes más que a bailar

'BombaYo' recibe premio por ayudar a jóvenes usando el género musical boricua
Bomba pone a jóvenes más que a bailar
Foto: Fotos: Cortesia

NUEVA YORK – Para algunos jóvenes latinos la ilusión de ser “bombero” no significa lo que para la mayoría.

Significa cantar y bailar al exigente compás de la bomba, un rico estilo musical puertorriqueño que conjuga sonidos y pasos africanos y caribeños.

Tal ilusión sería un cuento del pasado para cientos de jóvenes en la ciudad, si no fuera por BombaYo, una organización que emplea el peculiar ritmo para darles sentido de identidad a jóvenes latinos y la oportunidad de obtener el beneficio físico y emocional de esta actividad artística.

Por su metódica labor inculcando este ritmo entre los jóvenes, BombaYo recibió la semana pasada el 2011 Union Square Arts Award, un competido premio que se otorga cada año a organizaciones artísticas de la ciudad que trabajan en ayudar familias de bajos recursos.

Dos boricuas nacidos en Nueva York, Melinda González y José Ortiz, decidieron fundar BombaYo en 2004.

Lo hicieron, explica González, para transmitirles a las nuevas generaciones la bomba como un modo de explorar y celebrar su identidad cultural, al tiempo de ofrecerles una actividad sana fuera de las horas escolares que les ayude a mantenerse alejados de problemas comunes en barriadas hispanas.

“Cuando era niña y me llevaron por primera vez a Puerto Rico para conocer a mi abuelo me quedé sorprendida al descubrir que era negro”, dijo González. “Es muy importante que los jóvenes conozcan sus raíces, que celebren su identidad cultural, y eso es lo que nosotros hacemos en BombaYo con nuestros programas educativos”, agregó.

El Union Square Arts Award afirma el trabajo que el grupo viene realizando desde hace siete años a través de talleres y presentaciones en escuelas, universidades, centros de ancianos y comunitarios, además de sabrosos encuentros entre músicos, bailarines y vecinos en patios por toda la ciudad.

José Ortiz, conocido como “Dr. Drum”, dijo que BombaYo ha entrenado cientos de estudiantes en los programas educativos de la organización, no sólo puertorriqueños sino de otras nacionalidades, interesados en la cultura y el arte de la Isla del Encanto.

“A través de nuestro proyecto, muchos estudiantes aprendieron a ser líderes en su comunidad”, dijo Ortiz. “Otros han participado en Broadway, en películas, y la mayoría está en la universidad, preparándose para el futuro”, señaló Ortiz.

El grupo actual de bomba de la orga- nización está formado por siete jóvenes de nueve a 19 años: Los puertorriqueños Marilyn Delgado, Idalia Vega, Isaías Vega, y Erick Acevedo; el puertorriqueño-dominicano Wilson Lantigua; la afroamericana-puertorriqueña Kya Pérez y la colombiana Diana Tasana.

“El premio Union Square Arts nos da el respaldo económico y técnico que necesitamos para consolidar BombaYo y crecer de manera más rápida”, dijo González.

Wilson Lantigua, en un documental de BombaYo, dijo que antes de entrar a la organización se sentía perdido, no sabía cómo encajar en el mundo ni cuál era su papel en la sociedad, “pero a través de la música descubrí que no tenía que ser como los demás, que podía ser yo mismo”.

Kya Pérez dijo que ella se considera una mujer afro-boricua, “y me identifico como tal, y si no hubiera sido por BombaYo, por Ortiz, no habría sabido de dónde surge esa energía que siento dentro de mí cuando toco el tambor”.

Para más información sobre la organización BombaYo, visite su página web: http://www.bombayo.org