Fortuño descarta hacer política en Estados Unidos

San Juan/EF – El gobernador de Puerto Rico, Luis Fortuño, descartó ayer interés alguno en hacer carrera política, por lo menos de momento, en Estados Unidos, como se apunta en las páginas del diario “Wall Street Journal”.

“He dejado claro en innumerables ocasiones que no intereso ninguna otra posición que no sea la gobernación para terminar de enderezar a Puerto Rico”, señaló a través de un escueto comunicado el jefe del Ejecutivo de la isla caribeña.

Fortuño subrayó que su norte es trabajar por Puerto Rico para devolverle a su gente “la seguridad, el progreso y el bienestar que irresponsablemente le quitaron las dos pasadas administraciones”.

Las expresiones de Fortuño surgen a raíz de una información publicada en “Wall Street Journal”, en donde el columnista William McGurn hace alusión a una posible candidatura por parte del actual gobernador a vicepresidente de los Estados Unidos.

“No intereso, ni pienso en ese tipo de cosas”, concluye el comunicado difundido por “La Fortaleza”.

La oposición del Partido Popular Democrático (PPD) ha denunciado en las últimas fechas los habituales viajes de Fortuño a Estados Unidos con el objetivo de ayudar al Partido Republicano.

El PPD entiende que Fortuño está comprometido con la tarea de divulgar el mensaje de esa formación política entre la comunidad hispana de Estados Unidos, en especial en estados como Florida, Pensilvania y Carolina del Norte.

Fortuño hizo pública hace semanas su intención de convertirse, de nuevo, en el candidato del Partido Nuevo Progresista (PNP), que aboga por la anexión a Estados Unidos, a las elecciones a gobernador del próximo año.

El comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, pidió ayer a las autoridades federales para Puerto Rico y el Caribe el mismo rigor en la lucha contra el narcotráfico que en la frontera mexicana.

Pierluisi dijo en declaraciones a medios sanjuaneros que Washington debe aplicar en Puerto Rico las mismas medidas que puso en marcha en la frontera mexicana en 2009, tras asegurar que, comparativamente, se producen anualmente más asesinatos relacionados con la droga en la isla caribeña que en el país azteca.

El representante puertorriqueño ante el Congreso estadounidense hizo esas declaraciones después de reunirse el pasado miércoles, en Washington, con el encargado del Gabinete de Política Nacional de Fiscalización de Drogas (ONDCP, por sus siglas en inglés), Gil Kerlikowske.

Pierluisi dio a conocer a Kerlikowske que el narcotráfico es el principal problema de Puerto Rico y la razón por la que las calles de la isla se han convertido en escenario de una “guerra” entre bandas de delincuentes que luchan por el control de los puntos de venta de droga.

Los asesinatos violentos -la mitad de los cuales se atribuyen al narcotráfico- en lo que va de 2011 suman 1.061, 155 más que en las mismas fechas de 2010, lo que ha convertido al presente año en el más sangriento de la historia criminal de la isla caribeña.

Un informe del Centro Nacional de Inteligencia de la Droga de Estados Unidos revelado por la prensa local señala que Puerto Rico, además de sufrir una “guerra” entre bandas de criminales, se ha convertido en los últimos años en un centro internacional de lavado de dinero por parte de carteles de la droga sudamericanos.