Asociación Tepeyac: El lunes, en San Patricio

El lunes 12 de diciembre, dentro de escasos cuatro días, culminará en Nueva York la Carrera de la Antorcha Guadalupana, una maratónica celebración –literalmente– de la Patrona de México que comenzó en la capital de ese país el 1º de octubre, recorrió nueve estados de la nación vecina, cruzó la frontera el 30 de octubre, y tras pasar por 13 estados norteamericanos finalizará a las 10 de la mañana del lunes con una misa en la Catedral de San Patricio. En este último tramo de la carrera, desempeña un papel fundamental la Asociación Tepeyac de Nueva York, que forma parte de la Hispanic Federation.

“La Asociación Tepeyac nació en septiembre 1997 bajo los auspicios de la Arquidiócesis de Nueva York, cuando algunos sacerdotes del Sur del Bronx de origen irlandés, cuyos padres habían sido inmigrantes indocumentados, quisieron ayudar a la comunidad mexicana indocumentada de la región”, explica Joel Magallán, actual Director Ejecutivo de esa organización comunitaria, que formó parte, en representación de la Orden de los Jesuitas, de los primeros organizadores de la labor inicial de la asociación, orientada a la formación de líderes adultos.

El nombre de la organización proviene de la Colina de Tepeyac, en la capital de México, el sitio donde según la tradición la Virgen María se le apareció a un niño indígena llamado Juan Diego y donde hoy se venera a la Virgen de Guadalupe. A pesar de sus orígenes y su nombre profundamente mexicanos, en la actualidad la Asociación Tepeyac presta servicios a todos los hispanos que los necesiten, independientemente de su nacionalidad.

“En Tepeyac tenemos tres programas básicos”, añade Joel Magallán. “El programa de desarrollo de líderes jóvenes, que son nuestra prioridad; el programa de atención a adultos, y los programas culturales, como la Carrera de la Antorcha Guadalupana, la Feria del Sol, el Desfile del Cinco de Mayo y la celebración del Día de los Muertos, en noviembre”.

Desde hace varios años, la Asociación Tepeyac ha redoblado sus esfuerzos en pro de los hijos de inmigrantes, tanto de los que vinieron a este país con sus padres como los que nacieron en los Estados Unidos.

Entre los servicios que se prestan a los jóvenes figuran un programa de tutoría en matemáticas y lectura de inglés, y un programa para mayores de 17 años que se concentra en el trabajo artístico, con el objetivo de que los jóvenes entablen amistades, refuercen su identidad individual y vayan adquiriendo capacidad de liderazgo.

Los programas para jóvenes de la Asociación Tepeyac ayudan a entrar a la universidad tanto a los que son ciudadanos estadounidenses como a los que no cuentan con documentos de inmigración en regla. Una de las maneras en que la organización presta ayuda a esos jóvenes consiste en prepararles para el examen de GED, o de equivalencia de high school. También se prepara a los jóvenes para los exámenes SAT, que miden el nivel de instrucción de los estudiantes que quieren recibir educación universitaria. En Tepeyac, los jóvenes también obtienen asesoría para completar las solicitudes y aplicaciones tanto de ingreso a la universidad como de pedido de becas o ayuda financiera.