Cuestionan procesos contra inmigrantes

Congresistas discuten la Ley de Alabama y nuevas guías de deportaciones al DHS

WASHINGTON, D.C.- En una reunión privada celebrada ayer, legisladores cuestionaron con pruebas en mano a la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Janet Napolitano. La implementación de discreción procesal, anunciada en agosto y la asistencia de autoridades federales a policía de Alabama, fueron motivo de críticas.

Cerca de las 11:00 a.m. Napolitano arribó al Capitolio, en lo que fue un encuentro privado con congresistas del Caucus Hispano, además de legisladoras como Zoe Lofgren (D-CA) y Sheila Jackson Lee (D-TX).

Con casos en mano, los representantes esperaban a Napolitano, quien respondió por cerca de una hora a las inquietudes. Entre ellos figuró el caso de una mujer indocumentada de 19 años de Clanton, Alabama, cuya identidad no se puede comprometer. Casada con un ciudadano estadounidense y madre de un niño de un año y medio, fue arrestada por el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) el 5 de diciembre. “La detuvieron porque sus luces no estaban encendidas. De acuerdo a la ley de Alabama, si conduces sin licencia, de inmediato vas a la cárcel. Todavía está ahí por una orden de ICE”, explicó Gutiérrez.

“Le dijimos a Napolitano…. Si vas a luchar contra la Ley de Alabama no puedes mantener a la gente en la cárcel por un tiempo más prolongado que la policía. Este caso merece discreción procesal”, agregó.

Respecto a las nuevas guías anunciadas en agosto por el gobierno, los legisladores no pudieron ocultar la incertidumbre. “Sabemos del memorando, pero tenemos casos de personas que han presentado problemas. La secretaria dijo que es algo que vamos a ver. Necesitamos hacer más para entrenar a las personas en terreno y ella explicó que están en ese proceso”, comentó Henry Cuéllar (D-TX). “Si los líderes de seguridad nacional tienen una posición, las personas que ejecutan las leyes deben estar en sintonía con ellos y eso falta aquí todavía”, agregó.

“La gente fue muy enfática respecto a tomar las nuevas guías y estar seguros de que la implementación dispareja de ellas, sea corregida”, comentó Gutiérrez.Los legisladores tampoco cerraron la puerta a futuros cambios administrativos que den más alivio a la población indocumentada e incluso se mostraron optimistas.

“Algo importante es informar a la gente respecto a cosas que están siendo ejecutadas. La comunidad no sabe”, dijo Nydia Velásquez (D-NY)

“Pensamos que estamos logrando progresos. Me gustaría compartir más detalles de cosas que pienso… son muy positivas, pero las verán desarrollarse y si no lo hacen, verán un miembro del Congreso muy enojado”, declaró Gutiérrez.

En agosto el gobierno anunció tres etapas para otorgar alivio administrativo, que ya han comenzado a cumplirse: la difusión de nuevas guías a los abogados de ICE respecto a los expedientes de deportaciones y la necesidad de que se ajusten al criterio de prioridades del gobierno. Todo, antes de emprender un proceso de deportación.

La segunda es el inicio de dos programas piloto en Baltimore y Denver, donde se están revisando uno a uno los expedientes y para seleccionar los casos que puedan cerrarse administrativamente.

Por último, DHS inició un entrenamiento formal para todos sus abogados y agentes en el país, con base en escenarios supuestos, el que espera completar a mediados de enero.