Explosión en centro policial de Quito

Detonación dejó al menos 14 heridos y causó destrozos a varios edificios en la zona
Explosión en centro policial de Quito
La explosión en un centro policial provocó daños a una casa hogar para niños y varios edificios cercanos al lugar del incidente.
Foto: EFE

Quito/EFE – La detonación de municiones por causas aún desconocidas en un centro policial al norte de Quito dejó hoy al menos 14 heridos, tras causar dos explosiones que reventaron las ventanas de los alrededores, informó el Ministerio del Interior.

“La casa se meció, yo me estrellé contra la refrigeradora y volaron todos los vidrios de la casa, ya no tengo un vidrio”, dijo a Efe María Lacoba, dirigente vecinal del barrio.

Su vivienda estaba dentro del área de 1 kilómetro a la redonda que fue alcanzada por la onda expansiva, según cálculos de las autoridades.

El accidente ocurrió por la detonación de munición en la sede del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), una unidad de elite de la policía, en la localidad de Pusuquí, al norte de Quito, según confirmó a Efe una fuente del Ministerio del Interior, que pidió no ser identificada.

“Está aún por determinarse en qué circunstancias” se produjo la detonación, dijo.

Gabriela Beldón, quien vive a unas pocas manzanas (cuadras) del lugar del accidente y sintió las dos explosiones, dijo que “una fue leve y la segunda sí fue súper fuerte, fue como un temblor”.

Las ventanas de su vivienda se rompieron y una hora después del incidente aguardaba junto con los vecinos del edificio en un patio, lejos de los cristales, por temor a que ocurrieran más explosiones.

Según el Ministerio del Interior, al Hospital de la Policía ingresaron ocho cadetes que sufrieron cortaduras de vidrios, quienes están en condición estable, así como un sargento de la policía y un civil, cuyas heridas no detalló.

Además, otros cuatro heridos fueron trasladados al hospital Baca Ortiz, según el ministerio, que no dio información sobre su gravedad.

Margarita Benalcázar, directora del Colegio Fiscal Simón Rodríguez, contiguo a la sede del GIR, dijo que algunos niños registraron heridas leves, mientras que dos docentes sufrieron heridas algo más graves “por el impacto de vidrio en la cabeza y la cara”.