Navidad segura en el hogar

Navidad segura en el hogar
Es mejor prevenir que lamentar, elija un lugar seguro para colocar su árbol.
Foto: thinkstock.com

Colocar un árbol de Navidad es sinónimo de alegría y celebración, pero es importante tomar precauciones para la prevención de incendios.

Según la Administración de Bomberos de Estados Unidos, las estadísticas muestran que la incidencia de incendios en el hogar aumenta durante la temporada navideña, lo que causa la muerte de más de 400 personas, deja a más de 1,650 heridas y ocasiona más de 990 millones de dólares en daños materiales, todo iniciado en parte por decoraciones navideñas, velas y árboles de navidad.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) del Departamento de Seguridad Nacional y la Administración de incendios (USFA), ofrecen algunos consejos de seguridad para reducir las probabilidades de un incendio.

l Al comprar un árbol natural, las ramas o agujas deben estar verdes y debe resultar difícil arrancarlas. El tronco debe estar pegajoso y si al rebotar sobre el suelo caen muchas agujas, significa que se cortó hace mucho tiempo, se secó y constituye un riesgo de incendio.

l No coloque el árbol cerca de una chimenea o salida de calor, pues hará que se seque y se queme. No lo ponga demasiado temprano y déjelo un máximo de dos semanas. Mantenga siempre la base llena de agua.

l Al comprar un árbol artificial, busque la etiqueta “Resistente al fuego”. (Esta significa que resistirá incendiarse y debe extinguirse rápidamente).

Al decorar el árbol

l Use solamente adornos y materiales resistentes al fuego.

l Evite adornos que parezcan dulces o comida, que sean puntiagudos y frágiles; evite que estén al alcance de los niños.

l Revise si las luces tienen cables enredados, gastados, expuestos, enchufes rotos o partidos. Use las aprobadas por una empresa experta y un máximo de tres juegos normales por cada extensión y por enchufe, sin sobrecargar los tomacorrientes.

Otros consejos

l No coloque regalos o bolsas envueltos en papel cerca de llamas abiertas o conexiones eléctricas.

l Evite usar velas encendidas en un árbol; solo úselas en portavelas estables.

l Apague todas las velas, luces y adornos en los árboles antes de acostarse o salir de casa.

l Nunca use luces eléctricas en un árbol metálico.

l Mantenga las extensiones lejos del suministro de agua de un árbol y de las mascotas.

l Coloque y revise los detectores de humo en todos los pisos o plantas de la casa.

l Tenga un plan de cuándo y cómo llamar al 911 en caso de incendio y de cómo salir de la casa.

l Deseche el árbol seco rápidamente o llévelo a un centro de reciclaje. No lo deje en la casa o queme en una chimenea o estufa de leña; los abetos y los pinos tienen resina y pueden explotar.