Preocupan suicidios de indocumentados

Legisladores piden no perder la esperanza, a pesar de que el DREAM Act no avanza en el Congreso

WASHINGTON, D.C.- La imagen del joven Joaquín Luna está creciendo con fuerza. Luego de su trágico suicidio; su nombre ha circulado en conferencias de prensa, declaraciones sobre temas migratorios y actividades públicas. Su rostro incluso llegó al pleno del Senado, donde el legislador Richard Durbin (D-IL) llamó a sus colegas a reconsiderar sus posiciones sobre DREAM Act.

De a poco la figura de este joven de 18 años, quien se quitó la vida luego del Día de Acción de Gracias, en Texas, ha acaparado la atención. Se ha convertido en un símbolo, cuando está a punto de cumplirse un año desde que el proyecto de ley DREAM Act fue derrotado en el Senado.

Tras las cartas en que Luna describe su frustración por su carácter de indocumentado, junto a la imposibilidad de ir a la universidad y el miedo asociado a su estatus, diversos grupos han relacionado su muerte a este hecho.

Y es que el caso sorprendió a muchos, no solo por el cruento suicidio con un disparo en la cabeza, sino porque este joven se destacaba por sus aptitudes e incluso ya había sido aceptado en varias universidades con beca completa. Oportunidad que no pudo tomar por su estatus migratorio.

“Su mundo se cerró. Pensó que nunca sería capaz de tener éxito. Su muerte todavía se está investigando, pero quiero hacer un tributo hoy a su corta vida”, dijo Durbin en el Senado.

“Decenas de miles de jóvenes están enfrentando el mismo futuro incierto. Les pido por favor que no pierdan la esperanza. Encontraremos un camino. La historia de Joaquín inspirará a otros a hablar. Les pido a mis colegas que reconsideren su posición sobre DREAM Act en honor a su memoria”, agregó.

No obstante, Washington no se caracteriza por su empatía y probablemente si este proyecto de ley fuera sometido a votación en el Senado hoy en día, tendría la misma suerte que hace un año atrás donde sólo se lograron 55 votos de los 60 necesarios para aprobarlo. Entre ellos 52 demócratas y 3 republicanos.

Sin mayores esperanzas en el ámbito legislativo, líderes del movimiento como Gaby Pacheco de United We Dream, ven con mayor preocupación el tema de los suicidios entre jóvenes indocumentados.