Putin acusa a EEUU de instigar protestas

Putin acusa a EEUU de instigar protestas
Vladimir Putin, primer ministro ruso.
Foto: EFE

Moscú/EFE – El primer ministro ruso, Vladímir Putin, acusó ayer a Estados Unidos de instigar las protestas antigubernamentales en Rusia al cuestionar la limpieza de las elecciones parlamentarias del pasado domingo.

“Vi la primera reacción de nuestros socios americanos. Lo primero que hizo la secretaria de Estado fue decir que (las elecciones) no habían sido limpias ni justas, y eso que todavía no tenía en su poder el informe de los observadores de la ODIHR (Oficina para las Instituciones Democráticas y los Derechos Humanos)”, dijo Putin.

El primer ministro ruso salió al paso de las declaraciones de Hillary Clinton, quien declaró el pasado martes, en alusión a los comicios rusos, que “las elecciones no son libres ni justas” y menoscaban la confianza de la ciudadanía en sus instituciones.

La política norteamericana “marcó la pauta, dio la señal a algunos de nuestros personajes en el país. Ellos oyeron la señal y, apoyados por el Departamento de Estado de Estados Unidos, empezaron a trabajar activamente”, apuntó Putin en una reunión con los miembros del oficialista Frente Popular de Rusia.

El primer ministro aseveró que Rusia debe defender su soberanía y pensar en cómo perfeccionar la legislación y recrudecer la responsabilidad para “aquellos que cumplen las tareas planteadas por un Estado extranjero a fin de influir en los procesos políticos internos”.

Según Putin, Rusia “es y seguirá siendo una gran potencia nuclear, lo cual provoca ciertos temores de nuestros socios”.

También dijo que le parece “normal” el envío de dinero desde el extranjero para apoyar proyectos humanitarios, pero catalogó de inadmisible la inversión de dinero extranjero en procesos electorales.

Asimismo, subrayó que desde el extranjero tratan de desestabilizar a Rusia “para que no nos olvidemos quiénes son los dueños del planeta y quiénes tienen en sus manos las palancas de influencia”.

Por otra parte, Putin se abstuvo de evaluar las elecciones parlamentarias rusas del pasado domingo, cuyos resultados dieron la victoria a la formación oficialista Rusia Unida (RU) y provocaron protestas masivas en el país por supuesto fraude.

Desde Bruselas, Hillary Clinton reiteró la preocupación por “cómo se celebraron esos comicios” legislativos en Rusia.

“Consideramos que esas preocupaciones son justificadas”, insistió.

Mientras, el presidente ruso, Dmitri Medvédev, dijo ayer en Praga, donde está de visita oficial, que no ve “nada extraordinario” en las manifestaciones de protesta en Rusia ya que son “muestra de la democracia”.