Proponen defensor para los pasajeros

Proponen defensor para los pasajeros
Una empleada de la Administración de Seguridad en el Transporte revisa a una pasajera en el aeropuerto de Denver.
Foto: ap

ALBANY, NY – Dos legisladores de Nueva York pidieron que se nombre un defensor de los pasajeros en los aeropuertos, que comience a trabajar de inmediato en las quejas de los pasajeros sobre las revisiones de seguridad.

El senador federal Charles Schumer y el senador estatal Michael Gianaris, de Queens, quieren que la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) cree la posición en todos los aeropuertos.

La propuesta dada a conocer ayer fue motivada por las recientes afirmaciones de una anciana de que fue desnudada por funcionarios de seguridad en el aeropuerto Kennedy, lo que la TSA niega diciendo que no lleva a cabo revisiones corporales. Otros ya han hecho reclamos similares.

La TSA dijo el sábado que está planeando su propio servicio de defensoría.

“La Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) se esfuerza por ofrecer el mayor nivel de seguridad al tiempo que garantiza que todos los pasajeros sean tratados con dignidad y respeto”, manifestó la agencia de la noche del sábado. “La TSA cuenta con programas para la revisión de personas con todo tipo de discapacidades y condiciones médicas y su equipo”.

La portavoz de la TSA, Kristin Lee, indicó que la semana pasada habló con altos dirigentes de varios grupos nacionales que abogan por las personas con condiciones médicas. Después de la primera queja, otra mujer denunció que fue detenida a causa de un bulto que era una bolsa de colostomía.

Lee dijo que después de consultar con defensores de personas con diversas condiciones médicas, la TSA tiene la intención de establecer en enero una línea telefónica gratis para los pasajeros que puedan necesitar ayuda durante la revisión.

“Esta línea dará a los pasajeros acceso directo a la orientación e información específica para personas con discapacidad o condiciones médicas, a la que ellos podrán llamar antes de volar”, dijo la TSA. “Además, la TSA entrena regularmente a su fuerza de trabajo sobre cómo revisar a los viajeros con discapacidades y condiciones médicas y cuenta con gerentes de servicio al cliente en la mayoría de los aeropuertos para contestar preguntas y ayudar a los pasajeros”.

Según la propuesta Schumer-Gianaris, un defensor puede ser convocado en persona por los pasajeros si ellos sienten que las revisiones se hicieron en forma inapropiada.

“Mientras que la protección y la seguridad de los vuelos deben ser una prioridad, es necesario asegurarse de que volar no se convierta en una experiencia que induce miedo, degradante y potencialmente humillante”, dijo Schumer.

Hace una semana, una mujer de 85 años, alegó que resultó lesionada y fue humillada cuando fue registrada desnuda en el aeropuerto después de que ella pidió que no se le pasara por un escáner corporal, porque le preocupaba que el aparato electrónico pudiera interferir con su desfibrilador, acusaciones que funcionarios de transporte niegan.

Lenore Zimmerman dijo que había sido llevada a una habitación privada donde agentes mujeres la hicieron quitarse los pantalones y otras prendas de vestir. Ella perdió su vuelo y tuvo que tomar otro unas dos horas más tarde.

Sin embargo, la TSA negó en un comunicado que la anciana haya sido obligada a desnudarse.