Cuomo sigue negociando con los ‘livery’

NUEVA YORK – Taxistas “livery” rodearon ayer la oficina del gobernador Andrew Cuomo para pedir la firma de una legislación que permitiría a los taxis “livery” recoger pasajeros en la calle en las áreas fuera del Bajo Manhattan.

La oficina del gobernador aseguró por medio de un portavoz que las “negociaciones continúan en marcha”.

“Mas de 38,000 choferes, la mayoría de ellos hispanos y afroamericanos, están esperando que el gobernador les diga que también son importantes para el bienestar económico del estado. [La ley] legalizando las recogidas en las calles, una práctica que tiene 40 años, preservaría miles de empleos en pequeños negocios en comunidades minoritarias”, manifestó Cira Angeles, portavoz de los Dueños de Bases Livery.

El plan tiene el apoyo del Alcalde Michael Bloomberg, pero se ha visto objetada tanto por la industria de taxis como activistas por los derechos de los deshabilitados, que insistieron en que la mayoría de los 2,000 medallones incluidos en el nuevo plan fuesen reservados para taxis con acceso a los deshabilitados.

Estas dudas parecían estar resueltas la semana pasada, pero luego Cuomo indicó que no era probable que firmara la legislación antes de que se acabara el plazo, el 21 de diciembre.

El domingo, varias organizaciones de taxistas independientes comenzaron una protesta de 10 días para “educar” al Gobernador Cuomo sobre el pedido económico de los taxistas ‘livery’ y se apruebe la ley que les permita recoger pasajeros en las calles.