Estudiantes reclaman comida y reciben balazos

MÉXICO, D.F. – Estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, Guerrero (sur), que exigían al gobierno más de los tres dólares que cada uno recibe al día para desayuno, comida y cena, fueron recibidos a balazos en medio de un zafarrancho con policías que costó la vida a dos estudiantes y el cargo los más altos mandos de seguridad en el estado.

El gobernador Ángel Aguirre, que asumió el cargo hace poco menos de un año , informó que destituyó de su cargo al procurador de Justicia, Alberto López Rosas; al secretario de Seguridad Pública, Ramón Almonte; y al subsecretario de Seguridad, Ramón Arreola.

Todo inició cuando unos 500 normalistas bloquearon la autopista que conecta a la Ciudad de México con el puerto de Acapulco en uno de los días clave en 2011 para el turismo nacional como fue el puente por las celebraciones de la aparición de la virgen de Guadalupe.

“Estamos hartos”, argumentaron en sus consignas donde asomaron algunos males generalizados en el país: la desigualdad entre la clase política y los gobernados cuyas dietas para comida pueden alcanzar los 200 dólares diarios y en casos extremos se han descubierto cargo al erario público hasta por 7,000 dólares por comilona.

Los muchachos de Ayotzinapa, ubicado en una de las regiones más pobres del país, llevan años de solicitar un incremento a la matrícula escolar de 140 a 170 plazas así como un presupuesto que alcance para alimentar a los 500 alumnos de una de las 16 normales en el país que tiene como requisito de ingreso que los aspirantes sean hijos de familias campesinas pobres.

Las crónicas de la prensa local registraron que de lado de las autoridades, algunos policías no portaban el uniforme (posiblemente para generar confusión) y un hombre vestido con una camisa de rayas blancas y verdes sacó un arma corta y empezó a disparar mientras los jóvenes prendían fuego a una máquina despachadora de combustible en una gasolinería.

Las balas impactaron los autobuses que servían de barricada para el bloqueo carretero, pero en la escaramuza cayeron muertos los alumnos Jorge Alexis Herrera Pino y Gabriel Echeverría de Jesús.