Aumenta el cruce por Canadá

Aumenta el cruce por Canadá
Sandy Walters, un agente de la patrulla fronteriza, presta vigilancia en el puente Grand Island cercano al cruce internacional entre Canadá y Buffallo, N.Y.
Foto: AP / David Duprey

BUFALO, Nueva York – En poblados del norte de Estados Unidos, cerca de la frontera con Canadá, ha aumentado el despliegue de agentes federales en estaciones de trenes, estaciones de autobuses y aeropuertos, desde los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001.

Las detenciones van en aumento en un sector de intenso tránsito y de casi 644 kilómetros (400 millas) de extensión, desde la demarcación norte entre Ohio y Pensilvania hacia el oeste y el noreste de Nueva York.

Pero ello no es porque haya aumentado el número de personas que intentan ingresar de manera ilegal a Estados Unidos desde Canadá, sino porque ha aumentado la cantidad de mexicanos y centroamericanos que intentan entrar sin autorización. Los agentes asignados a la franja fronteriza norte, de 161 kilómetros (100 millas) de ancho, se han convertido en cierta manera en agentes defensores de la frontera sur, aun cuando esa frontera se encuentra a unos 3.218 kilómetros (2.000 millas) de distancia.

Los agentes del norte arrestan con frecuencia a personas que ingresaron en el país por los estados sureños de Texas, Nueva México o Arizona, según estadísticas de la Patrulla Fronteriza revisadas por The Associated Press.

“Por lo general, uno no va a encontrar a mexicanos que ingresen en Estados Unidos por Canadá”, dijo la portavoz de la Patrulla Fronteriza, Kerry Rogers.

Según las estadísticas obtenidas mediante la Ley de Libertad de Información, el sector de Búfalo de la Patrulla Fronteriza se ha convertido en líder permanente -entre los ocho segmentos que conforman la frontera norte de 6,437 kilómetros (4,000 millas)- en cuanto al número de arrestos de inmigrantes procedentes de México y América Central que no tenían permiso para estar en el país.

En 2008, 1.618 mexicanos figuraron entre 3.339 personas arrestadas en total, la cifra más alta en una década para el sector de Búfalo que desde 2007 registra la cifra más alta de detenciones anuales de inmigrantes que no estaban autorizados a vivir en el país.

Los arrestos que efectuaron agentes asignados a Detroit también incluyen un porcentaje elevado de mexicanos, de acuerdo con las estadísticas.

En 2008, 664 de 961 personas detenidas eran mexicanas. La cifra saltó a 1,196 entre un total de 1,669 arrestos en 2010. En el sector de Swanton (Vermont), apenas 157 de 1,422 arrestados el año pasado eran mexicanas.

De acuerdo a Max Pfeffer, profesor de sociología de la Universidad de Cornell, el número de inmigrantes indocumentados en más alta en los estados del sur que en los del norte, por lo que no se explica porque hay más vigilancia en esta última.

No obstante, en un informe difundido en diciembre, el gobierno dijo que la frontera entre EE.UU. y Canadá representa una amenaza terrorista importante más que la frontera sur debido a la amplitud y vigilancia limitada.