Morales asumirá demanda marítima contra Chile

Morales asumirá demanda marítima contra Chile
Evo Morales
Foto: archivo / edlp

LA PAZ/AP – El presidente Evo Morales anunció que viajará a La Haya en febrero para “recabar personalmente informaciones” que permitan sustentar la demanda que Bolivia pretende presentar contra Chile para lograr una solución a su reivindicación marítima.

El mandatario dijo en rueda de prensa el jueves que participará de la “posesión de los tribunales” internacionales, entre ellos la Corte Internacional de Justicia a la cual acudirá su país. “No voy a presentar la demanda, sino (voy) para recabar personalmente informaciones y procedimientos”, precisó.

Aclaró, sin embargo, que el presidente chileno Sebastián Piñera nunca le pidió que desistiera y aseguró que la posibilidad de reanudar negociaciones directas “está en manos de Chile”.

“Jamás me pidió (Piñera) que suspenda cualquier demanda, lo que me dijo es que hay que seguir dialogando. Le dije que los cancilleres deben resolver eso… Ojalá podamos resolver (la demanda marítima) de gobierno a gobierno, eso está en manos de ellos (Chile)”, explicó.

El presidente Evo Morales no pudo convencer de las virtudes de la masticación de coca, una práctica ancestral entre los indígenas andinos, a una comisión de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) con la que se reunió ayer.

“He pedido a la JIFE que se sume a nuestro pedido para reparar un daño histórico. Debatimos más de una hora, creo que hemos convencido a algunos, pero otros no entienden”, dijo tras reunirse con el jefe de la JIFE, Hamid Ghodse.

Ghodse preside una misión de esa dependencia de las Naciones Unidas que fue invitada por el gobierno para escuchar a las autoridades sobre los usos tradicionales de la coca y el avance en la lucha antidrogas.

La Convención Internacional de Estupefacientes de la ONU de 1961 penaliza los usos tradicionales de la coca y establece su erradicación en 25 años. Entre esos usos está la masticación de la hoja seca de la planta.

En su estado natural la coca no es un estupefaciente. Los indígenas y sectores populares mastican las hojas secas o preparan infusiones para contrarrestar los efectos de la altura en la zona andina o con otros fines medicinales y alimenticios.