Protestan el traslado de centro para infantes

Protestan el traslado de centro para infantes
Un grupo de padres de familia protestó ayer frente al Family Day Care Center de Sunset Park, en Brooklyn, luego de se supiera las intenciones de su traslado otro local ubicado a más de 10 cuadras de donde se ubica este.
Foto: Humberto Arellano / EDLP

Nueva York – Preocupados por la educación de sus hijos, padres de familias protestaron ayer por traslado de un centro preescolar en Sunset Park, Brooklyn.

El próximo año más de 200 niños entre las edades de 3 a 5 años, podrían quedarse sin ir a centro para menores por el traslado del Sunset Park Early Child Development Center, que alberga unos 400 pequeños.

Padres de familias, junto con sus hijos y activistas pidieron a los religiosos de la Iglesia San Miguel, donde se ubica el jardín infantil, que extiendan el contrato de arriendo del centro.

David Galarza, miembro del grupo “Ocupemos Sunset Park” indicó vía telefónica que el programa “Head Start”, es uno de los pocos programas que existen en la comunidad que ayudan a los niños de bajos recursos a tener a acceso a una educación temprana, así como a diferentes servicios.

“Muchos padres no tienen con qué pagar por el cuido de sus hijos en un centro preescolar. Van a trasladar el centro a otro sitio pero el espacio no es suficiente para albergar a todos los niños”, comentó Galarza.

El activista expresó que es inexplicable el traslado del centro ya que el año pasado “The Catholic Charities Brooklyn”, recibió una ayuda de $1.2 millones para la expansión y remodelación del local.

“Si hay un nuevo lugar deberían de colocar los 200 niños que están en la lista de espera y dejar este centro escolar para que continúen estudiando los 400 niños”, indicó Galarza, agregando que “la comunidad está creciendo y la situación no está para cerrar más escuelas”.

Los padres de familia crearon el grupo “Ocupemos Sunset Park” y hoy se reunirán para continuar su lucha.

“Seguiremos protestando hasta que todos los niños tengan donde estudiar”, señaló Galarza.

Al cierre de esta edición los directivos de la Iglesia San Miguel, no devolvieron la llamada que les hicimos.