¡El mundo es suyo!

El Barcelona le pasa por encima al Santos... y a Neymar, y se convierte en campeón de clubes del orbe
¡El mundo es suyo!
En una imagen ya repetida, el Barsa celebra la conquista del Mundial de Clubes para cerrar un exitoso año 2011 en el que también ganaron la Champions, la Liga de España, la Recopa de España y la de Europa.
Foto: MEXSPORT

YOKOHAMA, Japón (AP/EFE).- Lionel Messi anotó dos goles y Barcelona venció ayer por 4-0 al brasileño Santos para ganar su segunda Copa del Mundial de Clubes en tres años.

“Jugamos un partido completo”, dijo el capitán del Barcelona Carles Puyol. “Fue un buen partido, un partido intenso, y estamos muy contentos con el resultado”.

Con el triunfo, el Barcelona igualó el máximo margen de victoria en una final de la Copa Mundial de Clubes.

Messi, Xavi y Cesc Fábregas anotaron en la primera mitad. Xavi duplicó la ventaja siete minutos después al pase de Dani Alves y esquivó a Cabral con un derechazo desde 16 metros de la puerta.

Fábregas dejó el marcador fuera del alcance de los brasileños en el minuto final de la primera parte con un rebote que le entregó Thiago y después de regatear a Cabral.

“No fue nada fácil”, dijo Fábregas. “Santos nos la hizo difícil al inicio, pero tuvimos suerte de anotar rápidamente y luego hacer otro gol unos minutos más tarde. Si tú piensas que fue fácil es porque jugamos un partido muy serio y fuimos muy profesionales y disciplinados, eso es lo que lo hizo parecer fácil”, agregó.

Santos pareció cobrar fuerzas tras el descanso. Neymar tuvo una buena oportunidad de anotar al minuto 57, al desmarcarse y correr en solitario, haciéndole pantalla solamente Víctor Valdés, pero su tiro fue limpiamente parado por el arquero del Barcelona.

Lio Messi, quien fue elegido el Jugador Más Valioso del torneo, completó la goleada al minuto 82, cuando recibió un pase de Dani Alves y burló al portero Rafael Cabral para, con calma, rematar y hacer que el campeón de Europa ganara su decimotercer trofeo bajo las órdenes de Pep Guardiola.

“La razón para nuestro éxito es el esfuerzo de los jugadores”, dijo Guardiola. “Tenemos jugadores de mucha calidad y pudimos mostrar un futbol de calidad. Estoy honrado de trabajar con estos grandes jugadores”, confesó.

“Barcelona mereció ganar”, reconoció Neymar. “Son el mejor equipo del mundo y aprendimos una importante lección. Mostramos nuestro potencial y esperamos que podremos recuperarnos y ganar este torneo”.

Barcelona ganó la Copa Mundial de Clubes en el 2009 y Messi anotó el gol de la victoria en el 2-1 que logró ante el equipo argentino Estudiantes.

La última vez que un club de Sudamérica ganó fue en el 2006, cuando Internacional venció al Barcelona.

“Es un día muy bueno para este club”, dijo Fábregas. “Fue muy difícil llegar aquí porque tuvimos que ganar la Liga de Campeones, un partido de semifinales y luego la final ante equipos contra los que no estamos acostumbrados a jugar porque son de otras partes del mundo. Tenemos que estar muy orgullosos de lo que conseguimos hoy [ayer]”.

Borges dio a Santos su primera oportunidad de anotar, a los 27′, al recibir un pase de Ganso, y soltó un cañonazo que complicó a Valdés. Luego Piqué vio una tarjeta amarilla a los 38 tras derribar a Neymar.

Por el tercer lugar, Al-Sadd de Qatar venció al japonés Kashiwa Reysol por 5-3 en tanda de penales.

UN ABUELO FELIZ…

Antonio Messi, abuelo paterno de Lio Messi, declaró ayer que está “contento” por el título del Mundial de Clubes, aunque matizó que está “acostumbrado” a las victorias de su nieto con el Barcelona.

“Hubo veces en las que hizo partidos mejores, pero hoy [ayer] jugó bien, dominó la pelota durante gran parte del partido y pienso que más no se le puede pedir”.

Antonio Messi, de 82 años, dijo que “es verdad” que su nieto no juega en la selección argentina tan bien como con el Barcelona y que prefiere no meterse en ese tema.

“Es verdad que en Argentina no juega como en España. Ni me meto, ¿cómo lo voy a retar? Una vez le dije que no jugara más para la selección y casi me mata”, aseguró a la radio Mitre de Buenos Aires.

Sostuvo que a Messi “le juegan en contra” cuando se pone la camiseta de Argentina, mientras que en el Barcelona “se miran y se entienden mucho” todos los jugadores.

El abuelo de Messi destacó que está muy contento porque su nieto “pronto” viajará a Rosario, su ciudad natal, para pasar la Navidad y el Año Nuevo con su familia.