Inmigrantes ‘indignados’ protestan a toque de fútbol

Inmigrantes ‘indignados’ protestan a toque de fútbol
Centenares de inmigrantes se congregaron ayer y se sumaron al grupo de 'indignados' de Wall Street.
Foto: ANNIE CORREAL / EDLP

NUEVA YORK – Grupos pro-inmigrantes se unieron oficialmente ayer a Ocupa Wall Street (OWS), trayendo un nuevo sabor al movimiento social que comenzó hace tres meses en el Bajo Manhattan y se ha convertido en un fenómeno nacional.

A pesar del frío, unas 300 personas se congregaron en Foley Square para marchar al Parque Zuccotti, la sede del movimiento. El español predominaba en las pancartas y canciones, y los manifestantes pasaban pelotas de futbol entre los pies mientras marchaban. Un árbitro paseaba entre los participantes, alzando una tarjeta de penalidad (amarilla o roja) si los policías empujaban a los manifestantes.

Al llegar al Parque Zuccotti, el “árbitro” -representado por el joven boricua Pablo Varona- armó un pequeño arco de futbol, y cuando metió la pelota los manifestantes estallaron en un sonoro “¡Goooooool!”

Los activistas –que pertenecen a la recién formada Grupo por la Justicia del Trabajador Inmigrante– aseguraron que el objetivo de la marcha fue pedir mejor trato a los inmigrantes en el país. En particular, el grupo pide detener los sueldos injustos, apoyo al sueño de la juventud inmigrante, y mejor seguridad para los inmigrantes en EEUU.

Por una parte, los manifestantes denunciaron el robo de sueldos a trabajadores inmigrantes, quienes temen denunciar a los malos empleadores por ser indocumentados. “Fuimos maltratados y víctimas de robos de salarios”, dijo Juan Romero, un joven mexicano alegando que fue estafado mientras trabajaba en una fábrica en Brooklyn.

Anotó también que la comunidad inmigrante tiene mucho en común con los demás indignados que se han unido a Ocupa Wall Street, ya que todos exigen igualdad económica.