Investigan muerte de hispano en NJ

GARFIELD, NJ/EDLP – Un grupo pro derechos civiles pidió ayer una revisión formal del caso en que un joven de 19 años de edad, de Garfield, Nueva Jersey, murió tras ser baleado por dos policías luego que huyera de la custodia de las autoridades.

Malik Williams, de padre puertorriqueño y de madre afroamericana, se había entregado a la policía que lo buscaba por un caso de violencia doméstica.

Según la oficina del fiscal del condado Bergen, John Molinelli, el hecho ocurrió el sábado 10 de diciembre. Williams estaba siendo fichado por la policía cuando escapó por la puerta posterior del cuartel. Se produjo una persecución y luego, al no encontrarlo, se pidió ayuda a la división canina K-9 del condado.

Williams fue ubicado en el 22 Dahnerts Park Lane donde, según la fiscalía, el joven se había escondido en un garaje.

Cuando la policía abrió la puerta del garaje halló a Williams armado con alguna herramienta que -se presume- había obtenido del lugar. Al verlo con la herramienta en las manos, los policías dispararon contra Williams, alcanzándolo numerosas veces, según la fiscalía que ahora investiga el caso.

Williams fue baleado por un policía de Garfield y por uno del condado de Bergen. El tiroteo ocurrió a las 3:50 y Williams fue declarado muerto a eso de las 6:00 p.m. en el hospital Hackensack University. La Alianza de Liderazgo Latino de Nueva Jersey (LLANJ), emitió una declaración pidiendo “una revisión independiente sobre el uso de la fuerza policial en Garfield y en todo el condado”. Asimismo pidió la participación de un gran jurado investigador.

Víctor Urbáez, abogado de la familia de Williams, anunció también una demanda civil por este caso.