En veremos el aumento del salario mínimo

Manhattan – La controversial propuesta de ley para un salario digno (Fair Wages for New Yorkers Act Intr. 251-A) permanece estancada en el Concejo Municipal a pesar de estar patrocinada por 30 de los 51 concejales que deben votarla.

“Está claro que es posible para una gran ciudad adoptar unos estándares de salario digno para su desarrollo económico y continuar creando empleo y actividad económica”, dijo el Defensor Público Bill de Blasio en la carta que envió el 18 de diciembre al alcalde Michael Bloomberg y a la portavoz municipal Christine Quinn pidiéndoles que la pongan a votación.

La 251-A establece que los promotores de zonas comerciales y empresas que en ellas se ubiquen, así como empleadores que reciban subsidio publico en efectivo o con exenciones fiscales, deberán pagar a sus empleados a tiempo completo o parcial un salario mínimo de $10/hora con beneficios médicos. Aquellos empleados que no estén cubiertos por un plan médico recibirán un $1.50/hora adicionales para comprar su propio seguro. Estas cifras se ajustarán anualmente para que mantengan su poder adquisitivo de acuerdo con el costo de vida.

Una primera audiencia de esta propuesta se celebró en mayo, realizándose cambios sustanciales en la misma: la ley ya no es retroactiva, están exentos los pequeños negocios con ingresos anuales inferiores a un millón de dólares y las organizaciones sin ánimo de lucro. En noviembre la segunda audiencia tampoco logró convencer a sus detractores.

La principal crítica en la audiencia fue que la ley afectaría la competitividad de las empresas ubicadas en zonas comerciales cuyos promotores recibieron subsidio público pero no ellos. Las empresas estarían obligadas a pagar más allá del salario mínimo mientras que su alquiler sería el precio de mercado.

“Es una legislación con fuertes sentimientos a favor y en contra. Los patrocinadores han hecho ya un cambio y están dispuestos a hacer un segundo (…)continuamos estudiándolo y revisando”, dijo Quinn el lunes.