Sicilia: El sufrimiento tiene rostro

Sicilia: El sufrimiento tiene rostro
Javier Sicilia, activista y poeta mexicano de 55 años quien lucha contra el crimern organizado en México y busca una Reforma Política.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

MÉXICO, D.F. – El poeta y activista, Javier Sicilia, planea la segunda etapa del Movimiento por la Paz con Justicia y la Dignidad como una organización civil permanente y va por dos objetivos a corto plazo: un diálogo con los candidatos presidenciales de México y una reunión con la Asociación Nacional del Rifle (NRA).

“Se trata de hacerles ver que el sufrimiento tiene rostro”, planteó en entrevista con este diario sobre los objetivos de ambos encuentros que buscará en 2012 después de hacer visible el rostro de de las víctimas del crimen organizado con una movilización social nacional por el secuestro y asesinato de su hijo en marzo pasado.

Sicilia hace éstos y otros planes como escribir una novela sobre su activismo mientras bebe un café exprés en el restaurante de la editorial Jus de esta capital, donde publica la revista bimestral Conspiratio, su fuente de ingresos junto con las colaboraciones periodísticas en el semanario Proceso y el diario La Jornada.

Entre los comensales no es posible distinguir a sus guardaespaldas, pero son tres. “Gente honesta, buenos policías”, describe sobre la escolta gubernamental que tiene desde hace nueve meses.

¿Cómo se siente vigilado permanentemente?

Incómodo y triste. Es desagradable salir a la calle custodiado, cuando la calle es un lugar para ser libre, ¿qué se puede decir de un Estado cuando alguien que pide paz y justicia corre el riesgo de morir? Que está dañado, fracturado y casi inexistente

En los últimos meses fallecieron tres integrantes del Movimiento encabezado por Sicilia, entre ellos, Nepomuceno Moreno, quien buscaba a su hijo secuestrado en Sonora. El gobierno local le había negado protección; pero hoy siete miembros de la organización de Sicilia tienen escolta; su hija, se fue del país por seguridad.

– ¿Cuáles son los siguientes pasos?

Sentar a los candidatos presidenciales ante la Nación: que nos digan por qué no van a una agenda de unidad nacional, por qué no proponen una agenda hacia la paz y por qué no hablan de seguridad.

También está pendiente la construcción del memorial de las víctimas, un monumento que planeamos se haga en Chapultepec a través de un concurso arquitectónico donde estén inscritos sus nombres y sus historias sean investigadas y publicadas.

En la agenda norteamericana, el activista buscará hacer entender al poderoso lobby de la NRA que promueve el uso del rifle desde su fundación en Nueva York, en 1871, y que cuenta con 43 millones de afiliados, que hay un sufrimiento detrás del tráfico de las armas.

El gobierno de México ha culpado a EE.UU. de no controlar la venta de armas que después son introducidas al país por delincuentes e incluso a través de operativos oficiales encubiertos como Rápido y Furioso.

“Creo que se puede lograr mucho si se explica el dolor de México más allá de las cifras”, dijo el activista que recientemente fue nombrado uno de los personajes del año de la revista Time que dedicó su tradicional publicación a los insubordinados del mundo.

“Es muy triste tener ese título por una desgracia personal: yo daría cualquier cosa por no serlo, por no ver a mi país como está, por ser un escritor anónimo, un poeta de pequeños grupos, y porque mi hijo no hubiera muerto, daría incluso mi propia vida.

Con el lema ‘Estamos hasta la madre’, Sicilia salió a las calles para exigir fin al derramamiento de sangre derivado de la Estrategia Nacional de Seguridad implementada por el presidente Felipe Calderón, que finalmente lo recibió como interlocutor en sendos diálogos televisados, donde surgió la idea de la Procuraduría de Atención a Víctimas, que, aunque sin suficiente presupuesto ni personal, ya comenzó a operar.

Pero el activista de 55 años, tiene un gran pendiente: limitar el poder de los gobernantes con una Reforma Política, que fue bloqueada recientemente en la Cámara de Diputados.

“¿Cómo vamos a castigar a los malos gobernantes? Yo pedí cinco renuncias: la del gobernador de Morelos y las de los presidentes municipales de Cuernavaca, Temixco y Xochitepec, donde mataron a mi hijo y la del secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna y nada.

“Si tuviéramos la Reforma Política yo hubiera pedido la revocación de mandato convocando a un plebiscito y estoy seguro de que ya no estarían aquí, pero los políticos se protegen entre sí y no se vale: eso también es delincuencia”.