Destronado un boxeador mexicano

Bangkok/EFE – El púgil mexicano Adrián “Confesor” Hernández perdió ayer la faja de campeón del mundo en la categoría minimosca del Consejo Mundial de Boxeo tras caer derrotado por KO en el décimo asalto ante el tailandés Kompayak Porpramook en un combate disputado en Bangkok.

Kompayak (43-3-0, 29 KO’s) salió desde el primer asalto dispuesto a dejarse la piel en el cuadrilátero castigando la parte inferior del tronco de Hernández (22-1-1, 14 KO’s), que solo podía retroceder y ceder terreno ante el empuje del púgil local.

En el segundo asalto, el mexicano se tambaleó tras recibir dos golpes del tailandés.

En el décimo asalto, de los doce fijados, el aspirante tailandés mandó un derechazo al rostro del boxeador mexicano que cayó sobre la lona y el árbitro tras contar hasta diez dio por concluido el combate.

Esta era la segunda defensa de Hernández después de que derrotara en el mes de abril al también mexicano Gilberto Keb Bass.