Puertorriqueño logra avance con células madres

Los angeles/EFE – Julián Martínez-Agosto, científico de la Universidad de California en Los Angeles (UCLA), ha descubierto un mecanismo de comunicación entre células madres e hijas de moscas de fruta, un avance que publicó ayer en el “Journal Cell”, revista especializada de la comunidad científica.

“Con estos descubrimientos se establece un nuevo mecanismo, para entender células madres”, dijo Martínez-Agosto, científico del Centro Eli y Edythe Broad de Medicina Regenerativa e Investigaciones en Células Madres de UCLA.

“Lo que hemos encontrado puede tener implicaciones tanto para comprender (el desarrollo de) enfermedades donde estas células no funcionan bien o para crear células madres en cultivos que puedan ser utilizadas en tratamientos”, agregó.

Martínez-Agosto, profesor asistente de genética humana y pediatría por parte del Centro de investigaciones de UCLA, describe su descubrimiento como una conversación discreta entre células detrás del escenario. “Por cuatro años hemos estado estudiando las células madres que crean la sangre de la Drosophila, la mosca de la fruta”.

“Las células madres tienen una función específica para combatir infecciones, para promover la reparación de tejidos en la sangre y cuando desaparecen ya no hay más”, detalló.

El galeno explicó que debido a la comunicación de las células que generan “el nicho” o medioambiente con las células madres, llamadas “Hedgehog”, y la “Adenosina” que es una molécula a través de la cual las células hijas responden a la madre que continúe o detenga la reproducción de células de sangre es que surge un balance del adecuado torrente sanguíneo.

Nacido el 1 de febrero de 1970 en San Juan, Puerto Rico, el doctor Martínez-Agosto es hijo de la puertorriqueña Carmen Agosto y el español José Julián Martínez quienes junto a sus dos hermanas desde pequeños les inculcaron el deseo de estudiar carreras profesionales.