Baja el índice de criminalidad

Baja el índice de criminalidad
El Comisionado de Policía, Raymond W. Kelly, destacó que la mayor disminución de crímenes fue en los vecindarios más pobres, donde las cifras de crímenes eran mayores. La foto muestra la escena donde fue asesinado recientemente el agente policial Peter Figoski, en Brooklyn.
Foto: AP

NUEVA YORK – El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, anunció ayer que la Gran Manzana registró este año su tercer índice de criminalidad más bajo desde 1963, al haberse registrado desde enero poco más de 500 asesinatos, alrededor de un 5% menos que en 2010.

Las muertes causadas por incendios también disminuyeron en el 2011, según Bloomberg que hizo el anuncio junto a los Comisionados del Departamento de Policía (NYPD) y de Bomberos (NYFD) en rueda de prensa.

“A pesar de estos tiempos difíciles las agencias encargadas de la seguridad pública (NYPD y FDNY) mantuvieron la ciudad más segura que nunca… es un poderoso recordatorio de cuán exitosos son”, declaró Bloomberg señalando que por eso la población aumenta, hubo 50 millones de visitantes y la economía está mejor que en otras partes porque se crean y aumentan los negocios.

El Comisionado de Policía, Raymond W. Kelly, destacó que las mayores disminuciones de crímenes fueron en los vecindarios más pobres, donde las cifras de crímenes eran mayores. “Eso es para lo que han trabajado los policías y algunos han hecho el último sacrifico. Es un logro del que deben estar orgullosos”, afirmó Kelly que lo atribuyó a los múltiples programas y operaciones que realiza su departamento: “No se puede lograr una reducción del crimen cuando tienes menos policías si no eres proactivo”.

El aumento de crímenes de violencia doméstica y sexuales lo atribuyó a las campañas de concienciación que se han realizado para que las víctimas superen el temor a reportar. Kelly descartó que hubiera un aumento real en estos crímenes, ya que todos están de acuerdo en que históricamente están “infra reportados”. Asimismo, atribuyó que el descenso en las estadísticas no fuera mayor debido al cambio legal por el que la estrangulación en segundo grado ha pasado de ser un delito menor a mayor. Si se hubiera utilizado la clasificación del 2010 hubiera habido un descenso del 1.2%, indicó.

Bloomberg negó que los crímenes tuvieran correlación con la economía: “La gente que los comete no mira el Wall Street Journal o conecta con la terminal Bloomberg” [refiriéndose a la agencia noticiosa].

El Comisionado de Bomberos, Salvatore J. Cassano, resaltó que las muertes en incendios fueron 64 muy cerca del récord histórico del 2010: 62. Cassano atribuyó esta cifra al trabajo de bomberos y paramédicos, su labor de prevención y educación del público y su rápida respuesta que estuvo en una media de cuatro minutos y dos segundos.

Cassano resaltó la importancia de asegurarse que los detectores de incendios funcionan, ya que en el 70% de los fuegos no avisaron a los residentes.