Frialdad entre los latinos

Frialdad entre los latinos
Rick Santorum
Foto: LA OPINION

Perry, Iowa – Sobre la calle Segunda en Perry, Iowa, los negocios hispanos son testimonio de la presencia de los inmigrantes en una de las ciudades con población más diversa en un estado que no se caracteriza por la variedad de grupos étnicos.

Lo que brilla por su ausencia es el interés de acercarse a los votantes latinos por parte de los candidatos republicanos pre-presidenciales que visitan la ciudad en las vísperas de las asambleas populares del 3 de enero.

“No, nos están ofreciendo nada”, dijo Eduardo Díaz-Cárdenas, de 32 años y ex concejal de la ciudad. “Aquí en Iowa ellos están más enfocados en llegar a los votantes más conservadores”.

En Perry, una de tres personas es hispana, en comparación al resto del estado de tres millones de habitantes donde la población latina es sólo del 5 por ciento.

“El problema es que hay muy pocos latinos que vamos (a los eventos políticos) porque sabemos que van a usar a los hispanos como una bolsa de boxeo”, agregó.

Díaz-Cárdenas asistió ayer a un evento en el Hotel Pattee, el núcleo político de la ciudad para ver al candidato Rick Santorum, ex senador de Pensilvania que tras resurgir en la encuestas ha despertado mayor interés mediático.

“Tenemos que controlar la frontera, tenemos que implementar la ley”, dijo Santorum ante un grupo de unas 60 personas, siendo la mitad representantes de los medios de comunicación.

Díaz-Cárdenas dijo que el mensaje de Santorum resuena mejor con él -que es demócrata- que el de candidatos, como Michelle Bachmann, que llegaron a Perry repitiendo “estadísticas incorrectas” sobre los inmigrantes y atacando a los jóvenes indocumentados que quieren ir a estudiar a la universidad. “(Santorum) no hizo que nos sintiéramos como si no fuéramos seres humanos”, agregó.

Hasta la fecha, la gran mayoría de los candidatos republicanos, con la excepción de Newt Gingrich -quien dijo que debía buscarse una solución humana para tratar con los inmigrantes indocumentados que llevan décadas viviendo en el país- el resto se han enfocado en políticas para asegurar la frontera.