Se recupera presidenta tras operación de cáncer

Cristina Fernández fue intervenida en el hospital durante más de tres horas
Se recupera presidenta  tras  operación de cáncer
Seguidores de la presidenta, Cristina Fernández, esperan noticias sobre su estado de salud a las puertas del Hospital Austral, en la periferia de Buenos Aires.
Foto: Leo La Valle / efe

Buenos Aires/EFE – La presidenta argentina, Cristina Fernández, se recupera con normalidad de la exitosa operación de cáncer de tiroides a la que se sometió ayer en un prestigioso hospital de las afueras de Buenos Aires.

Fernández, de 58 años, fue intervenida de una tiroidectomia total por un carcinoma papilar detectado en el lóbulo derecho de la glándula tiroides.

La operación se desarrolló “sin inconvenientes ni complicaciones”, durante unas tres horas y media y la presidenta presentó una “buena recuperación postoperatoria” y se mantiene despierta, según el primer informe médico.

La mandataria está ingresada en un área de internación general del hospital Austral, donde permanecerá durante 72 horas, según anunció el vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro, que adelantó que no habrá un nuevo parte médico hasta el jueves.

Todo salió según el plan previsto, subrayó el portavoz de la Casa Rosada, uno de los pocos funcionarios que acompañó a Fernández, que llegó al hospital en el helicóptero presidencial al filo de las 7.00 hora localy fue recibida con un aplauso cerrado por los trabajadores de la entidad.

La presidenta, a quien acompañan sus hijos, Máximo y Florencia Kirchner, ocupa la habitación 217, en la segunda planta del Hospital Austral, uno de los centros más avanzados del país.

Dependiente del Opus Dei y ubicado en las afueras de la localidad de Pilar, a unos 60 kilómetros de Buenos Aires, el hospital se mantiene blindado por las fuertes medidas de seguridad desplegadas por la presencia de la mandataria.

El director médico del centro, Eduardo Schnitzler, ordenó habilitar varias camas para que sus familiares más directos puedan acompañarla en los próximos días y adelantó su intención de no abandonar el recinto durante la convalecencia de la presidenta.

La Casa Rosada no ha aclarado aún si durante los 20 días de licencia que planea tomar, la presidenta descansará en su residencia oficial de Olivos o se trasladará al Calafate, la turística localidad de la Patagonia a la que más de una vez se ha referido como “su lugar en el mundo”.

Mientras Cristina Fernández retoma su actividad habitual, el 24 de enero, el Gobierno queda en manos del vicepresidente, Amado Boudou, que hoy fue notificado oficialmente de la asunción de sus funciones y se estrenó con una reunión con el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, sobre la recaudación fiscal de diciembre de 2011.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, habló por teléfono con su colega de Argentina, Cristina Fernández, antes de la exitosa cirugía de cáncer de tiroides a la que fue sometida ayer y le expresó confianza en su pronta recuperación, informaron fuentes oficiales.

Chávez, quien fue intervenido en junio pasado en Cuba para extraerle un tumor canceroso, se comunicó el martes con Fernández para transmitirle “un saludo de año nuevo a ella, a su familia y a todo el pueblo argentino”, según un comunicado difundido ayer .

Durante la conversación, el jefe de Estado “se interesó por la situación de salud de la presidenta, expresándole su gran optimismo por el resultado de la intervención quirúrgica”, “así como la confianza de que tendrá una pronta recuperación”.

De otro lado, las autoridades mexicanas expresaron ayer su deseo de que la presidenta argentina, Cristina Fernández, tenga una pronta recuperación tras la intervención quirúrgica a la que fue sometida.

La Secretaría de Relaciones Exteriores de México, en un comunicado, expresó sus mejores deseos para que Fernández tenga una “pronta recuperación.