De visita los Reyes Magos

Cada 6 de enero en muchos hogares hispanos aún se festeja del mismo modo la historia de los tres sabios provenientes del Oriente.
De visita los Reyes Magos
Llegaron a Belén para visitar al niño Jesús recién nacido en el pesebre, y así ofrecerle sus místicos dones, oro, incienso, mirra y además adorarle.
Foto: Archivo

Orlando – En lugar de las galletas horneadas y un vaso de leche para el panzón de largas barbas blancas y mejillas rosadas, Papa Noél, muchos niños en distintos puntos del continente despertarán esta semana con otra gran ilusión.

Dependiendo del país, y casi a manera de ritual, los pequeños corren a verificar si las cajas de zapatos donde dejaron un poco de pasto o yerba con agua debajo de la cama, o al lado de la puerta, están vacías tan pronto se levantan.

Es la señal inequívoca de que Melchor, Gaspar y Baltazar estuvieron de paso por la casa y, en su corta visita, dejaron debajo del árbol de Navidad o la cama, los tan anhelados regalitos. Los Reyes luego parten sigilosamente, no sin antes darle de comer y beber a los extenuados camellos después de tan larga travesía.

El 6 de enero

Cada 6 de enero, en muchos hogares hispanos en el centro de la Florida, aún también se festeja del mismo modo, la historia de los tres sabios provenientes del Oriente, que guiados por una luminosa estrella, llegan a Belén para visitar al niño Jesús recién nacido en el pesebre, y así ofrecerle sus místicos dones, oro, incienso, mirra y además adorarle.

Cuenta la historia bíblica, que en su recorrido, al arribar a Jerusalén, los Reyes se encuentran con el rey Herodes. A pesar de ser anciano y regir por más de 30 años, éste les ruega a los magos o astrólogos que le revelen el lugar donde nació el Mesías, con el único fin de matarlo, por considerarlo su rival.

Los sabios de Oriente no sospechan de sus intenciones hasta ser alertados por un ángel durante el camino.

Herodes entonces ordena la muerte de todos los niños menores de dos años y la familia huye hacia Egipto cuando José, el padre de Jesús, es puesto sobre aviso a través de un sueño.

Al igual que la antigua tradición de Papá Noel, los niños le cuentan a los Reyes mediante una carta, si se han portado bien durante el año y qué regalos les gustaría recibir, a cambio de su buena conducta.

Continuar la tradición

La arraigada tradición ha sido seguida al pie de la letra en el hogar de la puertorriqueña Rosivel Pagán por las últimas dos décadas.

Desde que llegó a Orlando, Pagán ha tratado de inculcarle sus costumbres a su única hija, Patricia Santos.

Su nieta, Isis Solei González, de 4 años, es ahora quien ya está contando los días que faltan para la añorada visita.

“Ella viene siendo la segunda generación, desde que nació mi hija y ahora mi nieta, porque no podemos perder las costumbres de nuestro país y cultura”, expresó Pagán, explicando que, Isis Solei ya anticipaba la llegada de los Reyes desde el mismo día de Navidad.

“Dice, todavía faltan más regalitos, los de los Reyes”, cuenta entre risas, sobre las espontaneidades de la niña.

“Ella recibe tres regalos, uno por cada uno de los Reyes, se estrena una pijama y salimos a buscar la yerba en la caja de zapatos y en un ‘bowl’ echamos agua, todos los años con mucha anticipación”, dijo.

A celebrar en Orlando

A nivel local, algunas organizaciones llevan a cabo eventos y actividades en observación de la fecha con el mismo propósito de no dejar morir la tradición.

Una de las más concurridas se ha celebrado por los últimos 13 a 14 años en el este de Orlando.

Hasta el año 2010, se celebró en el Downey Park.

Sin embargo, este año será en el Meadow Woods Recreational Center de los Orlando Magic, en la calle Rhode Island.

Se anticipa la participación de unas 5,000 personas, según sus organizadores.

“Debido a las restricciones económicas, en el 2011 no hicimos la fiesta de Reyes”, dijo Bill Negrón, organizador y fundador del evento junto a la comisionada por el Distrito 4 Jennifer Thompson. “Pero vamos en grande en el 2012. Con la ayuda de muchas organizaciones y compañías, tenemos los recursos para hacerlo y esta vez más grande que nunca”.

El evento está pautado para el 7 de enero, de 9:30 a.m. hasta las 4:30 p.m.

Habrán regalos para niños de 2 a 8 años de edad, hamburguesas, perros calientes (hot dogs), refrescos y música en vivo todo el día.

En Osceola también

En el condado Osceola, por séptimo año consecutivo, el Concilio Hispano de la Cámara de Comercio del Condado Osceola también tendrá un tremendo fiestón el mismo día en la Escuela Superior Gateway, en el 93 Panther Paws Trail en Kissimmee, de 11 a.m. a 3 p.m.

El año pasado participaron unas 8,000 personas. Uno de los momentos más anticipados es la rifa de bicicletas.

Este año entregarán un total de 125 bicicletas, entre otros regalos.