Políticos recurren a los astrologos

San Juan/INS – El astrólogo David Hernández admitió que tendrá un año más intenso por las elecciones generales en la isla, ya que desde septiembre pasado comenzó a realizar con más frecuencia consultas a políticos.

“Siempre que se acercan las elecciones en Puerto Rico, los políticos toman un interés en este servidor para que pueda orientarlos hacia dónde se van dirigiendo en términos de su campaña. Eso ocurre tanto en el Partido Nuevo Progresista (PNP), como en el Partido Popular Democrático (PPD)”, mencionó Hernández.

Indicó, además, que las llamadas telefónicas de aspirantes o incumbentes a puestos electivos, “empezaron desde septiembre de 2011 para ver cómo se perfila su vida política”.

Hernández señaló que le presenta varias alternativas a los funcionarios públicos, como “un estudio profundo en el que no solo les dejo saber cómo les va la campaña, sino también, cómo se refleja el distrito de ellos, qué pueblo está más fuerte o más débil y lo que tienen que hacer para mejorar su imagen”.

Puntualizó, asimismo, que “conociendo todo eso, les doy unas herramientas a los políticos que antes no tenían”. El escrito que David Hernández le entrega a sus clientes consta de 25 a 40 páginas, “para saber qué temas deben enfocar más que otros. Es un estudio complejo, pero otros políticos me consultan solo si van a ganar o perder”, según explicó.

“En los pasados ocho años he logrado una reputación no solo como astrólogo, sino hasta cierto punto como asesor político. No me ven como astrólogo, sino como una persona que tiene acceso a una información, que a ellos les costaría miles de dólares conseguir”, destacó, en entrevista con Inter News Service (INS).

El astrólogo aclaró que no consulta a dos políticos que compitan por el mismo puesto electivo, porque “sería conflicto de intereses”.

Ante la interrogante de si la suerte está echada en cuanto a la gobernación del país, David Hernández respondió que “el destino está escrito, pero el libre albedrío sí existe y para ejercerlo debes tener conocimiento (del mismo)”.

“La suerte está echada, pero si sabes hacia dónde se va encaminando, hay cosas que podemos hacer para desviarla y tener otro resultado. Mientras se desconoce cuál es el destino nuestro, básicamente, damos palos a ciegas…”, resaltó a la agencia INS.