Alegría en El Barrio en desfile de los Reyes Magos

Más de tres mil niños disfrutaron el paso de Melchor, Gaspar y Baltasar
Alegría en El Barrio en desfile de los Reyes Magos
Foto: Zaira Cortes / EDLP

Nueva York – Cientos de hispanos volvieron a ser niños ayer al ver desfilar a los Tres Reyes Magos por las calles de El Barrio, en Manhattan.

Melchor, Gaspar y Baltasar llevaron alegría a espectadores que desde tempranas horas acudieron a las calles cercanas del Museo de El Barrio para asistir al tradicional desfile. La caravana estaba conformada por niños que portaban coronas de papel, músicos, marionetas gigantes y camellos.

Los grupos Pleneros 21, Bombazo y Bombayero, amenizaron el desfile con música tradicional puertorriqueña. María Ortiz, de 71 años, bailó con orgullo la Bomba y Plena. Moviendo su falda roja, animó al vecindario con aguinaldos.

“Es maravilloso como los latinos nos unimos en una fiesta milenaria. La alegría se vive una vez más en este hermoso lugar”.

La dominicana Sonia Velcia, de 68 años, se unió a la parada con una imagen de la Virgen de Altagracia. La mujer ofreció una oración a quienes quisieran iniciar el año con bendiciones.

“Los Reyes Magos nos trajeron alegría a este vecindario querido. Es una fiesta muy querida para todos los que aún tenemos fe. Nunca hay que dejar de ser niños”.

La mexicana María Elena Chávez viajó desde Queens para que sus tres hijas vieran de cerca a los Santos Reyes.

“Mis niñas se maravillaron con los camellos, aunque este año extrañamos a los borregos. Madrugamos sólo para pedir a Melchor, Gaspar y Baltasar un año de trabajo y amor”.

Las marionetas gigantes de los Reyes, hechas de papel maché, sorprendieron a los niños por su belleza artística. Cada escultura pesa 25 libras y sus creadores tardaron unos seis meses en elaborarlas, según organizadores del Museo del Barrio.

El desfile estuvo encabezado por funcionarios electos, líderes comunitarios y los Reyes Magos honorarios para el trigésimo quinto aniversario de la parada.

El músico Johnny Colón, fundador de East Harlem Musical School, y las escritoras Esmeralda Santiago y Nicholasa Mohr, fueron los personajes destacados elegidos para guiar la caravana.

Hace un año, el Museo del Barrio adoptó que los Reyes Magos vistieran al estilo de figuras históricas de importancia en la cultura latina, como una forma de educar a los niños.

Colón portó el vestuario de Miguel de Cervantes Saavedra, autor del Quijote de la Mancha.

“Me siento realmente honrado de ser parte de una festival esperado con ansias por la ciudad entera. El espíritu de la epifanía nos ilumina a todos en este día mágico”, apuntó el pionero del movimiento del boogaloo latino (fusión de ritmos afrocubanos y Soul Estadounidense).

Organizadores del Museo de El Barrio informaron que unos 3 mil niños participaron en la popular caravana.

El desfile comenzó en la calle 106 y la avenida Madison y concluyó en la calle 115 y la Avenida Park en Manhattan. En el Museo de El Barrio, los niños recibieron juguetes de manos de los Reyes Magos, quienes más tarde visitaron a enfermos en hospitales de la ciudad.

Junio Alvarado, que interpretó a Melchor, dijo que la alegría debe llevarse a los rincones en donde el dolor puede cambiarse por una gran sonrisa, especialmente en niños y ancianos.

Por su lado, Malene Alvarado, prima de Junio, comentó que tiene 25 años colaborando en la fiesta de los reyes y que seguirá muchos años más llevando la fe a los niños latinos de El Barrio.