Aseguran que Corte Centroamericana está politizada

San José/EFE – El canciller de Costa Rica, Enrique Castillo, reafirmó que su país no reconoce a la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ) y denunció que ese organismo regional está “politizado” a favor de Nicaragua, en el marco de un conflicto bilateral por la construcción de una carretera en suelo costarricense.

“La CCJ, a la que Costa Rica no pertenece y cuya jurisdicción y competencia nunca ha reconocido ni aceptado, trata de nuevo de imponerse a la brava, pretendiendo arrogarse atribuciones que no tiene”, expresó Castillo en un comentario publicado en las páginas de opinión del diario La Nación.

Agregó que la Corte hace esto “para servir a los intereses del Gobierno de Nicaragua, que se opone a la construcción de un camino rústico en territorio costarricense, y en busca de poder y legitimidad, de los que carece”.

El pasado 19 de diciembre la CCJ, con sede en Managua, admitió una demanda interpuesta por dos organizaciones ambientalistas nicaragüenses contra Costa Rica por la construcción de la carretera de 120 kilómetros al margen sur del fronterizo río San Juan, en territorio costarricense.

El Gobierno de Nicaragua ha afirmado que esa carretera está causando daños ambientales al río San Juan, de soberanía nicaragüense, por lo que también interpuso una denuncia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Costa Rica ha dicho que el camino de lastre es necesario para conectar y llevar desarrollo a una veintena de pueblos costarricenses, cuya única vía de comunicación era el río San Juan.

Según el canciller costarricense “la CCJ es un organismo politizado y, además, parcializado en contra de Costa Rica”, y señaló que el presidente de esa Corte “ya ha prejuzgado” al referirse públicamente a las sanciones que dictará la Corte y al llamar a su país “la rebelde Costa Rica”.

“Una Corte así atenta contra la integridad del SICA (Sistema de Integración Centroamericana) y sus loables fines”, expresó Castillo.

El diplomático recordó que la Asamblea Legislativa de Costa Rica nunca aprobó el Estatuto de 1995 mediante el cual se estipulaba “la integración, funcionamiento y atribuciones” de la Corte.Castillo añadió que su país no aprobó el estatuto porque las atribuciones de la CCJ son inconstitucionales, pues se convertiría “en un poder supranacional”.

?>