Primer aniversario de tiroteo

Primer  aniversario de tiroteo
La representante Gabrielle Giffords (D-AZ) cuando se presentó ante el Congreso donde mostró sus deseos de volver a sus tareas como legisladora, tras el tiroteo ocurrido hace un año en Tucson.
Foto: AP

TUCSON, ARIZONA/EFE – La comunidad del sur de Arizona conmemora este fin de semana el primer aniversario de un sangriento tiroteo en contra de la congresista Gabrielle Giffords, que terminó con la vida de seis personas y dejó más de una docena de heridos.

Por primera vez desde el ataque, Giffords, que quedó gravemente herida al recibir un disparo en la cabeza, participará en un evento público en Tucson durante una vigilia programada para hoy domingo, 8 de enero, junto a su esposo, el astronauta retirado Mark Kelly, en la Universidad de Arizona (UA).

Este es solo uno de más de una docena de eventos que se llevarán a cabo para recordar a las víctimas que fallecieron durante el ataque a tiros y que dejó también a 13 personas heridas, entre ellas, la misma congresista demócrata.

“Este va a ser un día muy difícil para todas las personas que estuvimos presentes el 8 de enero”, dijo a Efe Daniel Hernández, un joven hispano calificado como un héroe por ser el primero en socorrer a Giffords tras recibir un tiro en la cabeza.

Hernández, quien entonces tenía pocos meses de haber entrado a trabajar en la oficina de Giffords, brindó los primeros auxilios que fueron fundamentales para salvar la vida de la congresista.

“Para mí, ésta será una oportunidad para reunirnos todos los que estuvimos involucrados y discutamos lo que hemos aprendido y cómo podemos ayudar a nuestra comunidad”, dijo Hernández.

El joven hispano, quien la próxima semana asumirá su puesto como miembro de la junta directiva del Distrito Escolar Sunnyside, dijo estar ansioso por ver y hablar con Giffords.

“No debemos permitir que las acciones de un hombre demente dicten como vemos a Tucson o al estado de Arizona. Para mí éste es un momento para reflexionar y unirnos para seguir adelante porque como comunidad no podemos solo pensar en lo que pasó, sino lo que vamos hacer en el futuro”, enfatizó Hernández.

Durante el tiroteo falleció Christina Taylor Green, quien por coincidencia había nacido el 11 de septiembre de 2011, el día que se perpetraron los peores ataques terroristas en contra de Estados Unidos.

Hernández dijo que lo que más recuerda de ese día es que muchos de los heridos del ataque estaban más preocupados porque otros fueran atendidos antes que ellos mismos.

Como fue el caso de Ron Barber, director de distrito de la congresista Giffords, quien recibió un impacto en la cara y otro en la pierna.

Reconocido por sus acciones por el mismo presidente Barack Obama, Hernández dijo que el 8 de enero no cambió su forma de ser, pero sí transformó la forma en que ve las cosas.

“Ahora pongo más atención para las cosas que son importantes para mí como son la educación, por eso me postulé para la junta directiva del distrito escolar Sunnyside”, dijo el joven quien también es estudiante de Ciencias Políticas de la Universidad de Arizona (UA).

Por su parte, la oficina de Giffords dijo en un comunicado de prensa que para la congresista es muy importante estar en Tucson durante este emotivo fin de semana.

Desde el ataque, Giffords ha sido sometida a una intensa terapia física para recuperar el habla y el movimiento de su cuerpo.

Jared Loughner, de 23 años, está encarcelado acusado de los crímenes y del intento de asesinato en contra de Giffords.

Loughner fue declarado mentalmente incompetente por un juez para comparecer ante un juicio.

?>