Observadores árabes constatan violencia en Siria

Observadores árabes constatan violencia en Siria
El secretario general de la Liga Árabe Nabil Alarabi (i),charla con el ministro catarí de Exteriores Hamad bin Jasim (d), durante la reunión extraordinaria de la Liga Árabe en El Cairo.
Foto: efe

El Cairo/EFE – La misión de observadores de la Liga Árabe en Siria ha constatado que la violencia continúa en este país y que las fuerzas militares siguen desplegadas en las ciudades, según las conclusiones del informe preliminar presentado ayer ante el organismo panárabe.

Según dijeron a Efe fuentes diplomáticas que tuvieron acceso al documento, el informe recoge que hay vehículos del Ejército en la mayoría de las ciudades visitadas por los observadores, que afirman haber visto cadáveres en las calles.

La oposición y el Gobierno se acusan mutuamente de la autoría de estos asesinatos, según la delegación.

Por ello, el documento aconseja que la misión árabe prosiga su trabajo, y que sea apoyada por un “número suficiente” de observadores y por “equipamiento tecnológico moderno” para poder cumplir su labor con éxito.

La delegación, encabezada por el general sudanés Mohamed al Dabi, presentó ante el secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, un estudio detallado que contiene las observaciones, tras diez días de trabajo, de la misión encargada de comprobar el cese de la violencia en Siria.

Sin embargo, los observadores ratifican que “las violaciones de derechos humanos continúan”, al igual que los asesinatos y la presencia de “fenómenos armados”.

Los observadores aseguran haber visto imágenes de vehículos militares en las afueras de las ciudades, y también imágenes de manifestantes contra el régimen de Bachar al Asad abatidos por disparos.

La misión árabe denuncia en su estudio el “acoso” que ha sufrido, tanto por parte gubernamental como por la oposición, para convencerles de sus respectivas posiciones, y reclama una mayor libertad de movimientos.

Además, constata que hay detenidos sobre los cuales se ignora su paradero o si siguen vivos, pese a que el Gobierno sirio ha comunicado la liberación de 3.484 arrestados.

Finalmente, la delegación se hace eco de las dificultades para informar de los medios de comunicación, sobre todo de los contrarios al régimen, y especifica que existe una prohibición oficial a las televisiones por satélite árabes “Al Yazira” y “Al Arabiya” para entrar en el país “bajo ninguna condición”.