Iglesias en crisis por falta de recintos

A pesar de decisión judicial, decenas de iglesias protestarán prohibición de usar edificios de escuelas
Iglesias  en crisis por falta de recintos
El feligrés Máximo Guzmán, de 36 años, se dirige a los jóvenes durante un oficio religioso en el auditorio de la escuela intermedia I.S. 52 en Washington Heights.
Foto: JOSE ACOSTA / EDLP

NUEVA YORK – Durante gran parte de su adolescencia, Máximo Guzmán, de 36 años, encabezó una pandilla en el Alto Manhattan, hasta que en 1998 visitó la iglesia evangélica de su comunidad y se convirtió a esta religión. Hoy día es un consejero de los jóvenes de su centro religioso de Washington Heights.

“De los 300 jóvenes que hay en nuestra iglesia, hay muchos expandilleros de las gangas los Trinitarios y Dominicans Don’t Play (DDP) que después de visitarnos dejaron las calles y se han reintegrado a la sociedad”, dijo Guzmán. “Yo creo que el alcalde Michael Bloomberg debería analizar el trabajo que hacen las iglesias en la comunidad, antes de desalojarlas de las escuelas”, expresó Guzmán.

Guzmán es miembro de la iglesia del pastor Salvador Sabino, la cual alquila los domingos y los martes en la noche el auditorio de la escuela intermedia I.S. 52 en Washington Heights, para realizar sus oficios religiosos, y que es una de las 60 iglesias y 100 ministerios que se verán afectados con la orden de la Ciudad que prohíbe a las instituciones religiosas usar las instalaciones de las escuelas públicas.

El pastor Sabino dijo que la medida afectará a 700 de sus feligreses en el Alto Manhattan y a 1,100 en El Bronx que usan escuelas para servicios de adoración y entrenamiento para líderes cristianos.

La Ciudad dio hasta el 12 de febrero a los centros religiosos para salir de las escuelas.

Pero los líderes religiosos no se quedarán de brazos cruzados. El jueves, a las 12 del mediodía, harán una protesta en contra de la prohibición, frente a la escuela secundaria Morris, localizada en el 1100 de Boston Road.

“Si nos desalojan de las escuelas públicas se perderán más de 100 ministerios, programas para los jóvenes y ancianos, de consejería, de entrega de útiles escolares gratis, etc.”, dijo Sabino, agregando que la reducción en la violencia del vecindario se debe en parte al trabajo de las iglesias.

El obispo evangélico Fernando Rodríguez dijo que muchas iglesias no podrán pagar el costo de los alquileres.”Muchos pastores no pueden pagar un alquiler de $4,000 ó $5,000. Después del 12 de febrero se van a quedar sin un lugar”, dijo.

El concejal y pastor Fernando Cabrera calificó la prohibición de “discriminatoria” y dijo que Nueva York es la única ciudad que está implementando esta medida en toda la nación. “Bloomberg se está definiendo como un alcalde anti-religioso”, dijo.

Lauren Passalacqua, portavoz de Bloomberg, dijo que después de una batalla legal de 16 años entre la congregación religiosa Bronx Household of Faith y la ciudad, en diciembre pasado la corte falló a favor de la ciudad, “lo que dejó claro que las iglesias ya no pueden realizar servicios de adoración religiosa en las escuelas públicas”.

“El Departamento de Educación le ha enviado comunicaciones a unas 70 iglesias de diferentes denominaciones, dándoles hasta el 12 de febrero para que se reubiquen en otro lugar”, dijo Passalacqua.

De su lado, Jane Gordon, del Departamento Legal de la ciudad de Nueva York, manifestó que la decisión de la corte, “nosotros la vemos como una victoria para los niños y familias de las escuelas de la ciudad”.

Magdalena Garrido, cuyo hijo estudia el último año de secundaria en la Walton, donde oficia una de las iglesias del pastor Sabino, dijo que lamentaba la prohibición de la ciudad.

“Que una iglesia realice sus cultos en una escuela fuera del horario de clases no le hace ningún daño ni a los estudiantes ni a la comunidad, todo lo contrario, es beneficioso, especialmente para la juventud”, dijo Garrido.

Para Milania Mateo,que trabaja haciendo las labores del hogar, la medida adoptada por el Alcalde Bloomberg es positiva, “las escuelas son para los niños, no son para regocijo de nada, son para dar dar clases, le diría a las iglesias que recen y que hagan lo que puedan pero que las escuelas no se ocupen para otro tipo de actividades.