Proponen que California encabece la reforma migratoria

Activistas proponen una iniciativa que ayudaría a un millón de indocumentados a permanecer legalmente en el estado
Proponen que California encabece la reforma migratoria
A pesar de las continuas protestas y peticiones en toda la nación sigue avanzando el programa antiinmigrante.
Foto: Archivo.

San Diego – Promotores de la propuesta que ayudaría a un millón de indocumentados a permanecer legalmente en California informaron que intentan que el estado encabece una reforma migratoria que ha estado retrasada desde hace más de una década.

“Después de 15 años de fallas bipartidistas es hora de que California dirija con su ejemplo al implementar una nueva ley que otorgue a los residentes indocumentados que pagan impuestos un alivio ante las leyes federales y que se desciminalice su trabajo”, informó el proyecto en su página de internet.

El programa se llama Acta de oportunidad y Prosperidad de California, (COPA, por sus siglas en inglés) y en diciembre pasado comenzó a reunir unas 504 mil firmas de electores empadronados, un requisito para integrar la propuesta en las boletas electorales de noviembre próximo.

De aprobarse, el plan considera con base en cálculos de la Universidad de California (UC) que podría beneficiar hasta a un millón de indocumentados que incrementarían contribuciones tributarias hasta por $325 millones anuales.

Aunque algunos opositores, especialmente republicanos, opinan que se trata de una “amnistía”, término que supondría deponer armas de fuego a cambio de evitar cargos, el plan sólo solicita al gobierno federal que los inmigrantes que fueran beneficiados puedan evitar deportaciones.

La COPA demanda que, de aprobarse, el Departamento de Seguridad Interior (HSD) considere a los inmigrantes en el programa como los de menor riesgo y necesidad de expulsión del país.

La iniciativa es similar en algunos aspectos a una ley que aprobó el estado de Utah en 2011, la primera en el país que concederá a partir del primero de enero del 2013 la clasificación de “trabajadores huéspedes”.

Los requisitos para que los inmigrante se acojan a la COPA son haber vivido en California de forma permanente desde antes del primero de enero del 2008, haber pagado sin falta impuestos por ingresos anuales, dominar o estar aprendiendo inglés, y carecer de antecedentes penales.

De manera adicional los migrantes que se acojan al plan pagarían una tarifa que haría autosuficiente el proyecto.

Entre los proponentes se incluyen el asambleísta estatal y autor de la propuesta Felipe Fuentes, el presidente de la bancada latina en la legislatura estatal, Tony Mendoza, los legisladores Gil Cedillo, Ben Hueso y el senador estatal Kevin de León.

También las organizaciones Proyecto de Registro Electoral del Suroeste, el centro de Recursos Centroamericanos, la Asociación Política México Americana, el Concilio de Federaciones Mexicanas, y la Alianza Nacional de Comunidades Latinoamericanas y Caribeñas, entre otros.

El texto de la COPA señala que a diferencia de otras propuestas -principalmente antiinmigrantes- que han estado aletargadas en tribunales del país, el Acta de Prosperidad no enfrenta demandas pues deja intactas las leyes y prerrogativas federales.