Presidente sirio se niega a renunciar

Presidente sirio se niega a renunciar
El presidente Bashar Assad durante el discurso que se prolongó por dos horas.
Foto: ap

BEIRUT – El presidente sirio, Bashar Assad, prometió ayer responder con “mano de hierro” a las amenazas contra su régimen y se negó a dimitir, insistiendo que goza del respaldo popular pese a un cruento levantamiento callejero iniciado hace 10 meses.

En su primer discurso desde junio, Assad repitió que una conspiración extranjera y elementos terrorista han causado la agitación callejera, no los verdaderos reformistas.

“Nuestra prioridad ahora es recuperar la seguridad de la que gozamos durante décadas y sólo podremos lograrlo golpeando a los terroristas con mano de hierro”, advirtió el mandatario en un discurso de casi dos horas pronunciado en la Universidad de Damasco.

En un estrado rodeado de banderas sirias, agregó: “No tendremos clemencia con quienes colaboran con extranjeros en contra de nuestro país”.

El mandatario ha pronunciado solamente cuatro discursos en público desde marzo.

Assad también criticó a la Liga Arabe e insistió que la organización con sede en El Cairo no ha protegido los intereses árabes.

La Liga suspendió la membresía de Siria y envió un equipo de observadores para constatar si el régimen cumple el plan de paz patrocinado por la entidad y que Assad aceptó el 19 de diciembre. La medida fue una humillación para Siria, que se considera puntera en el nacionalismo árabe.

“La Liga Arabe no ha protegido durante seis décadas los intereses árabes”, dijo Assad. “No nos debería sorprender que no lo hiciera hoy”.

Noticias de fuentes oficiales de Kuwait dijeron que un grupo de observadores de la Liga Arabe fue atacado el lunes en la ciudad norteña de Latakia y resultaron heridos levemente dos militares kuwatíes.

La agencia noticiosa oficial KUNA dijo que los observadores fueron atacados por “manifestantes desconocidos” el lunes. Un video colgado en internet por activistas muestra un vehículo blanco, al parecer de la Liga Arabe, mientras es rodeado por partidarios de Assad en Latakia, algunos de ellos encaramados en el vehículos.

ONU sostiene que la violencia ha causado más de 5.000 muertos.