Holandés se declara culpable de asesinato

Joran Van der Sloot mató a la joven peruana Stephany Flores en el año 2010

Holandés se declara culpable de asesinato
El holandés Joran Van der Sloot durante la audiencia de ayer en un juzgado de Lima, en el Perú.
Foto: Paolo Aguilar / EFE

Lima/EFE – El holandés Joran Van der Sloot se declaró ayer culpable del asesinato de la peruana Stephany Flores en 2010 y se acogió a la ley de “conclusión anticipada” para intentar reducir la sentencia que será dictada el próximo viernes.

El acusado dijo a las magistradas de la Tercera Sala Penal para Reos que se consideraba culpable y que se sentía “muy mal” al ser consultado sobre cómo se consideraba y si aceptaba todos los términos de la acusación fiscal.

La fiscalía pidió 30 años de prisión contra Van der Sloot por los delitos de homicidio calificado y hurto simple contra Flores, a quien conoció en un casino del turístico distrito limeño de Miraflores y luego llevó a su habitación de hotel donde luego fue encontrada muerta.

Al acogerse a la confesión y a la ley de “conclusión anticipada”, Van der Sloot puede tener una reducción de la condena que dependerá de la evaluación de los agravantes que hagan las tres juezas que ven su caso.

En la misma vista judicial, los tres taxistas peruanos que figuran como coprocesados de Van der Sloot, por haberlo transportado hacia Chile se declararon inocentes de los cargos de encubrimiento.

La fiscalía pide cinco años de prisión contra los hermanos John Williams y John Oswaldo Aparcana Pisconte, y contra Carlos Euribe Pretil, y sus casos seguirán el curso normal siendo juzgados en libertad.

El abogado de Van der Sloot, José Luis Jiménez, dijo a la sala penal que su cliente se acoge a la confesión sincera y a la conclusión anticipada, pero que eso no supone estar de acuerdo con la pena planteada por la fiscalía ni a la reparación económica de 200.000 soles (74.000 dólares).

Jiménez alegó que su cliente tenía 21 años, cuando ocurrió el homicidio de Flores, y era un “enfrentado con el mundo”, por la desaparición de la estadounidense Natalie Holloway en 2005, delito que se le atribuyó, pero que no ha sido probado.

Además, el abogado indicó que Van der Sloot estaba atravesando un cuadro de “estrés post traumático” por la reciente muerte de su padre, ocurrida en febrero de 2010.

A su vez, la defensa de la familia Flores, Edward Álvarez, tildó al acusado de “psicópata”, a tenor de las pericias a las que ha sido sometido, y anunció que apelará la sentencia si esta es muy inferior a los 30 años pedidos por la fiscalía.

Álvarez se quejó de que no haya habido una colaboración real de Van der Sloot con la justicia, porque durante todo el proceso de investigación guardó silencio y ahora simplemente acató la acusación fiscal.

“Su comportamiento evidencia que este señor no está arrepentido de nada”, dijo el abogado de la familia Flores.